Desmontando la machicharla y otras formas de discurso privilegiado.

Del original de R. Nithya en Everyday Feminism, Breaking Down the Problem of Mansplaining (and Other Ways of Privileged Explaining).

Para ver contenido diario, podéis seguirme también por Facebook en Demonio Blanco y por Twitter (@DemonioblancoTT).

rothman_mansplain_post

Muchas veces doy gracias al feminismo por términos que muestran de manera nítida las experiencias diarias que me atormentan y que muchas veces o pasamos por alto o nos resultan muy complicadas de definir.

Os hablo de esa situación exasperante en la que un tipo empieza a darme la charlita en tono paternalista, dando por hecho que yo no voy a tener ni idea del asunto porque soy una mujer.

Lo habéis adivinado, es la consabida machicharla, del término en inglés mansplaining, mezcla de man (hombre) y explain (explicar).

Como no creo que sepas la diferencia entre analógico y digital, déjame que te lo explique. Analógico es…

¿Pero sabes lo que es un fuera de juego?

Para copiar, «Control C».

El término machicharla me ha ahorrado un montón de frustración. ¡Por fin un nombre para este nefasto fenómeno social! Por fin me di cuenta de que no era la única, de que muchas mujeres eran víctimas del mismo problema, de este mismo comportamiento por parte de los hombres.

Fue todo un alivio enterarme de que no era la única mujer que me había dado cuenta de esta forma tan sutil de opresión y de que, además, muchas otras mujeres ya debatían sobre esto.

Sigamos.

Definición de machicharla (y de otras formas de discurso privilegiado)

Como existen multitud de privilegios, también existen multitud de discursos privilegiados.  Os presento aquí algunos de los más comunes y las situaciones en las que afloran.

La machicharla es el fenómeno o comportamiento social por el cual un hombre, de manera paternalista, le da a una mujer una explicación sobre algo sencillo, asumiendo que ella seguramente lo desconocerá por el hecho de ser una mujer.

Por ejemplo, aquellos tipos que, sin que se lo hayan solicitado, dan consejo a una mujer sobre cómo cambiar un neumático o que se ven con la potestad de explicarnos las normas de cualquier deporte supuestamente «para tíos». A menos que os hayamos pedido ayuda explícita para cambiar el neumático o hayan mostrado interés en aprender más sobre tal deporte, no deis por hecho que no vamos a saber nada sobre ello. El hecho es que muchos tipos lo hacen, porque «¡joder, es una mujer!».

La machicharla también puede adoptar la forma de un tipo dándole la charla a una mujer sobre lo de que «el piropeo es un cumplido» o sobre lo que es el feminismo o por lo que debería luchar.

Su característica más notoria es un tipo ignorando o invalidando las experiencias vitales de mujeres que ellos nunca tendrán que experimentar.

PF-mansplain

Por otro lado, la racicharla se caracteriza por una persona blanca diciéndole a otra persona no blanca que está interpretando mal su comentario racista. Poco importa si tu comentario tenía ánimo de parecerse a un chiste o estabas citando a otra persona. Si tal persona no blanca te reprende, no eres quien para echar balones fuera.

La racicharla también puede adoptar la forma de una persona blanca dando la charla a una persona no blanca sobre su propia cultura. En el mejor de los casos da vergüenza ajena, en el peor, estás invisibilizando la experiencia de tu interlocutor. En cualquier caso, evítalo.

No nos olvidemos de la heterocharla, la clásica parrafada de aquella persona hetero que, condescendientemente, le da la tabarra o incluso le emite su opinión a alguien sexodivergente sobre, por ejemplo, la posibilidad de decantarte por una identidad no heterosexual u otra como posición política.

A menos que seas sexodivergente, no eres quien para darle la charla sobre su propia identidad, especialmente a alguien que sí lo es.

También existe la cischarla, o cuando esa persona cis empieza a decir que piensa que «si el género binario es ficticio, las identidades trans no tienen razón de ser». ¿Quién te ha dicho que te bases en conjeturas para anular la identidad de alguien?

En resumen: si como persona privilegiada te dedicas a dar la charla respecto a lo más profundo de la opresión de tal o cual grupo oprimido, seguramente estarás haciendo uso de un discurso privilegiado. No sigas por ahí.

El origen del discurso privilegiado.

El percatarse de algo tan abstracto como el fenónemo del discurso privilegiado nos lleva a la siguiente pregunta: ¿cómo ha llegado esto a convertirse en un problema tan grande?

Reducido al mínimo común, el discurso privilegiado debe su existencia a la dicotomía privilegio/opresión presente en nuestra sociedad.

Por ejemplo, el privilegio masculino permite a los hombres interrumpir, dominar y llevar la iniciativa; así que adivináis de donde viene la machicharla, ¿no? ¡Sorpresa! Del privilegio masculino.

El privilegio masculino es un pilar fundamental del patriarcado, en sí mismo un elemento más del kyriarcado. El kyriarcado, en nuestra sociedad, es el garante de que aquellos grupos privilegiados continúen siéndolo y perpetúen su beneficio a costa de la opresión sobre otros grupos.

De esta manera, el discurso privilegiado es algo más que una explicación inofensiva de un interlocutor de una determinada identidad a una oyente de otra; es un claro reflejo del poder institucionalizado y la jerarquía del privilegio a nivel individual.

Umc69mh

También tenemos que tener en cuenta que poder y privilegio cambian según contexto. Estamos formados por varias identidades, y como tal, podemos vernos oprimidos según en qué situaciones y con qué identidades nos veamos implicados y disfrutar de privilegio en otras.

Pongamos por ejemplo a una mujer blanca. Como mujer, puede verse en el lugar paciente de la opresión cuando un tipo le da la machicharla. Por otro lado y al mismo tiempo, puede estar cometiendo racicharla cuando interactúa con personas de otras etnias.

Otro ejemplo: un hombre cis con rasgos del sudeste asiático puede verse sometido a racicharla cuando su interlocutora es una mujer blanca y, a su vez, estar poniendo en práctica la cischarla.

No nos olvidemos de tener en cuenta de que la opresión a la que estamos sometidas en un campo no elimina el privilegio del que hacemos uso en otros.

Cómo evitar el discurso privilegiado

Muy bien, ya hemos visto lo horrendo que es el discurso privilegiado; es opresivo, juega en la liga del kyriarcado y pasa por alto la experiencia de aquellas personas en situación de marginalidad. Y claro, quieres dejar de hacerlo. ¡Genial! ¿Pero ahora cómo llevamos a cabo este cambio en nuestro comportamiento?

  1. Saber cuándo abrir la boca

Puede resultar difícil encajar que lo que puedas aportar no importa mucho dentro de círculos feministas, especialmente si eres alguien nuevo en esto del feminismo y mucho más especialmente si tienes la costumbre de moverte dentro del privilegio.

Sin embargo, el feminismo no busca excluir a las personas con privilegio, lo que busca es alzar la voz de las personas que carecen de él. Y si no revisas tus privilegios y en vez de eso boicoteas el debate feminista lanzando comentarios aleatorios e ininteligibles, flaco favor le estás haciendo.

La importancia de la labor de la gente privilegiada está en el proselitismo dentro de aquellos espacios vetados a personas de grupos no privilegiados.

Por poner otro ejemplo, los argumentos de alguien leído como hombre contra los chistes de violaciones serán más efectivos en tu grupo de tíos de confianza (léase bar de abajo o vestuario deportivo) que en una conversación entre su novia y otras mujeres.

  1. Tengo en cuenta las vivencias de otras personas

El privilegio blanco viene acompañado de aquella consideración subconsciente por la que pensamos que nuestras vivencias nos dan legitimidad para hablar de cualquier materia, incluyendo las luchas ajenas.

Los privilegios sociales inherentes a determinadas categorías identitarias, como sexo (macho/masculino) o etnia (blanco), nos condicionan para que creamos que nuestra vivencia es normal, normativa y universal, que, de algún modo, las mismas otorgan más legitimidad a nuestros argumentos.

Y ojo, que no es una puya, no eres responsable de los privilegios sociales que recaen sobre tal o cual parte de tu identidad, pero sí es tu obligación revisarlos.

140323-Mansplaining__05_0554

Es de vital importancia que prestemos atención a la gente que decide compartir con nosotros sus vivencias. Seguramente son experiencias que nunca vamos a conocer en nuestro pellejo, y el único camino para hacerlo es escucharlas de aquella gente que las experimenta personalmente.

  1. Abandona las suposiciones

Mucha gente se pone a la defensiva cuando se la reprende por estar haciendo uso del discurso privilegiado porque es su cabeza solo consideran que están intentando ayudar, aun cuando nadie le ha solicitado tal ayuda.

No está mal creer que somos expertas en tal materia, como tampoco lo es querer mostrar nuestro conocimiento a gente interesada en el ámbito. Lo que está mal es suponer que tu interlocutora no tiene ni idea de lo que le estás hablando, o peor, que es demasiado ignorante como para saberlo.

Presta atención a las suposiciones con respecto a lo que sabe o no otra gente y trata de eliminarlas.

  1. Presta atención

Ahora que ya vas aprendiendo más sobre patrones de comportamiento condescendientes, haz por ubicarlos en tu vida diaria.

Empieza por identificar ese comportamiento en otras personas. ¿Acabas de ver cómo ese compañero tuyo hombre acaba de revisar de nuevo el problema que su compañera mujer ya había solucionado? ¿Te acabas de dar cuenta de que ese comportamiento tiene su origen en una mezcla de sexismo y machicharla? Si la respuesta es sí, un 10 en atención.

Una vez que has ubicado este comportamiento en tu entorno, presta más atención al que practicas tú.

Si te encuentras en una situación en la que dudas sobre si podías estar haciendo uso del discurso privilegiado, hazte la pregunta: ¿dirías lo mismo si tu interlocutora tuviera los mismos privilegios que tú?

Discúlpate cuando metas la pata. Te hará comprender mejor lo que aún necesitas cambiar de ti misma y estarás viviendo tu vida de una manera más feminista.

***

Si queremos poner en práctica el feminismo de tal manera que dignifiquemos todo tipo de identidades, repensemos y reestructuremos los cánones de nuestra sociedad.

Una manera de conseguir esto es denunciando los cánones normativos ajenos y redefiniendo nuestros patrones de comportamiento para impulsar nuestras relaciones sociales y nuestra experiencia.

Para ver contenido diario, podéis seguirme también por Facebook en Demonio Blanco y por Twitter (@DemonioblancoTT).

Anuncios

12 comentarios en “Desmontando la machicharla y otras formas de discurso privilegiado.

  1. Hala, otra chorrada más… en fin.. lo habitual.
    Me hace mucha gracia, no sé como les va a los americanos, que están como regaderas, pero en el mundo normal, el contenido de este artículo hace referencia a una cuestión de modales… y es que parece que nos estén educando suponiendo que somos desconsiderados, y sobre todo si somos blancos y hombres….jajajajajaja… ¿eso cómo se llama? educocharla? femicharla? racicharla?
    En fin, el feminismo actual adolece de muchos defectos, y empieza a darse cuenta de que el hombre tiene también defectos, tantos como la propia mujer.
    Esos defectos no se pueden corregir de ninguna manera porque son lo que caracteriza a una sociedad en concreto, a un país en concreto, a una raza en concreto o a una orientación sexual en concreto.
    Si el feminismo persigue la educacion y corrección de esos defectos está cometiendo un error de base, que es el creer que es capaz de corregir conductas que les parecen reprobables por el hecho de que a las feministas les hace sentir mejor.
    Pues bien, esos defectos de comportamiento son lo que caracterizan a hombres y a mujeres, y no se puede corregir porque dependen de una cantidad inconmensurable de variables que una doctrina tan superficial como el feminismo no podrá llegar nunca a comprender, el ser humano nace con esos errores, porque son parte de su instinto y su cerebro está configurado de manera que tiene una tendencia determinada a proferir comentarios con los que otros se sientan ofendidos.

    Y ahí es donde el feminismo actual sufre de ceguera, se cree que sólo hay una manera de ver la vida, que sólo hay una manera correcta de expresarse, que sólo hay una manera correcta de pensar, de vivir, de comportarse, de disfrutar, etc etc. igual que en el III reich. ya sabemos como acaban esa clase de doctrinas.
    Existe algo que es eminentemente masculino, que nace con cada hombre, y hay algo eminentemente femenino que nace con cada mujer y eso, no hay feminismo que lo cambie, es más, tanto hombres como mujeres no están biologicamente predispuestos a entenderse ¿cómo quiere una parte que la otra la comprenda si ni siquiera hablan el mismo idioma?

    No obstante siempre habrá quien desvaríe e intente buscarle los tres pies al gato, buscando los parecidos entre el tocino y la velocidad.

    hala

    Me gusta

    • los comentaristas trols de esta página sois tan perfectos que parecéis de mentira. es como: “cómo puedo meter en una entrada sobre mansplaining/machicharla, la mayor cantidad de mansplaining/machicarla”, ¡y lo conseguís! ❤

      Le gusta a 1 persona

    • Punto 1: «Los americanos», dices. Hay que dejar de llamar así a los estadounidenses porque existimos más personas viviendo en la parte sur del continente que ODIAMOS que se nos relacione con el país al que haces referencia. Y lo de «están como regaredas» es capacitista, además.

      Punto 2: «El mundo normal», dices. «Normal», es una palabra tan reaccionaria en este contexto que me faltaría espacio para entrar en detalles. Me ahorro algo de espacio adjuntando aquí tu aplicación de las palabras «modales», «defectos», etc.

      Punto 3: Hablas de «una sociedad en concreto, […] un país en concreto, […] una raza en concreto o […] una orientación sexual en concreto». Por mucho que quieras utilizar figuras con la intención de querer aparentar una postura docta sobre el tema (!!?), no puedes conseguirlo si pretendes refutar algo ya demostrado hace mucho por los respectivos grupos oprimidxs.

      Punto 4: Mención al III Reich. Nada como comparar las quejas de lxs oprimidxs con una dictadura nazi. Eres de los que agreden con frecuencia utilizando la palabra “feminazi”, ¿verdad? Menuda dictadura la de lxs oprimidxs, probres machirulos indefensos ante la ley y todas las condiciones materiales, ajá.

      Punto 5: «el feminismo actual sufre de ceguera», dices. Otra vez queda claro que es tan cierto lo que dice el artículo que el primer hombre que entra a comentar pretende venir a explicar lo que es el “verdadero femnismo”. ¡Qué basura!

      Punto 6: «se cree que sólo hay una manera de ver la vida», dices. Sí, hombre, intenta mostrarte neutral e indiferente con todo, porque para ti todo tiene libertad de expresión SIEMPRE Y CUANDO no se toquen tus privilegios. Así de claro y conciso.

      Punto 6:Las tonterías que dices en varias líneas respecto a lo«biológicamente predispuesto» y bla, bla, bla. Muy científico lo tuyo, oye. El propio artículo da en el clavo cuando dice que las personas de tus características creen que pueden hablar sobre cualquier tema aunque no hayan abierto un jodido libro en su vida, sino simplemente porque creen teer la autoridad para hacerlo.

      Hay más puntos pero paro aquí.

      Un buen parámetro para encontrar artículos que valen la pena es encontrar quejas de machistorros de este calibre contra los mismos. No importa, José, quéjate todo lo que quieras; la dialéctica es mejor verduga que cualquier idea reacionaria que puedas haber desarrollado en una sociedad que, obviamente, te favorece y perpetua tu condición de opresor. Va a llegar el día, y eso tenlo por seguro, en que a la burguesía, machistas, racistas y opresores de toda índole les tocará rendir cuentas ante lxs oprimidxs.

      PD. Gracias infinitas a la persona que hizo el artículo y perdón por tanto texto mío que quizás pudiera resultar cansino. ¡Un saludo! =)

      Me gusta

  2. gracias chicos y chicas… me habéis definido como un troll, es todo un logro para mi, sobre todo porque es maravilloso ver que habéis conseguido leer al menos una pequeña parte del texto que he escrito… sobre todo porque lo que caracteriza a un troll es la ausencia de cualquier argumento lógico y cuyos comentarios jamás exceden de tres líneas.

    Para lorewaq:
    Gracias por tu atención al leer alguna de mis líneas, pero, como sabrás, cualquier tipo de explicación puede fácilmente ser tildada de machicharla, incluso una sobre el feminismo si está hecha por un hombre… ¿tiene sentido? jaja

    Para vause:
    Gracias a ti también por tu atención, de veras y no es necesario que sigas leyendo a partir de aquí, no puedo pedir nada más… pero lanzando una pregunta al aire; si el determinismo biológico no existe ¿qué te diferencia a ti de un mono? por ejemplo, o de un gato, o un perro.
    ¿Por qué te comportas de cierta manera y no de otra? ¿Por qué te gustan ciertas cosas y no otras?
    ¿Por qué te gustan los hombres y no las mujeres, o viceversa?
    Puede que digas que no existe nada en un humano que esté biológicamente determinado salvo la vida o la muerte, pero no puedes negar que la biología es determinante en un porcentaje aplastante de aspectos de tu vida aunque estos estén influenciados por el medio y la educación. Es importante no confundir la forma con el fondo, algo pero que muy habitual en ciertos fanáticos ideológicos como en este foro.

    Para el demonio cuarta parte blanco y tres cuartas partes negro:
    Se necesitan más de 3 líneas para legitimar nada…jeje, y tu has escrito dos.
    De todas maneras, eres el moderador, no se puede pedir nada más.

    Como tema general, entre todos no juntáis ni 10 líneas de explicación, quien es el troll?

    Me gusta

  3. Uno de los mejores artículos que he leído. Me lleva a recordar a cuando leí por primera vez a Julia Serano que me hizo descubrir lo cisexista que yo era (si no recuerdo mal, el artículo se llamaba “Desmontando tu privilegio cisexual”). La verdad es que me encantaría que la gente cuando leyese este tipo de artículos, en lugar de buscar cómo rebatirlos, encontrara cómo utilizarlos consigo mismxs.

    Me gusta

    • esa va por mí, gracias.

      Yo creo que cualquier artículo que se haga, se debe analizar desde la máxima profundidad posible, con la infinidad de contextos a los que se les puede someter, y las consecuencias de la exposición de dicho artículo. Y lo más importante de todo, considerando TODOS los puntos de vista posible, puesto que un artículo que no haya sido redactado la suficiente precisión y contundencia, deja en evidencia la teoría que se quiere exponer, y hace que la idea que se quiere transmitir adolezca de falta de profundidad y de falta de fuerza. Es decir, puede que la idea que quieras transmitir sea muy buena, sea muy positiva, pero si la expones de manera inadecuada, puede producir aversión directa hacia la idea misma. Y eso es muy peligroso porque puede desvirtuar todo un ideario en general, no sólo la parte que se quiere exponer.
      En la mayoría de estos artículos, los que he leído hasta ahora, tienen ideas maravillosas y la teoría es muy buena, pero por desgracia hacen que parezca que existen agresores, dictadores, y por otro lado esclavos y vasallos.
      Por lo que he visto hasta ahora, a lo largo de toda la literatura que ha sido expuesta al público a lo largo de muchos años, NI UN SOLO artículo que buscara la confrontación, que buscara la humillación, o que buscara el escarnio público del otro público ha conseguido un efecto positivo. Tan sólo ha conseguido aquello que denunciaba, precisamente la confrontación y la división.
      Ha sido sólo la diplomacia, ha sido sólo la consideración por la otra parte la que ha conseguido hacer que el conjunto avance. Ha sido sólo la aceptación por todas las partes la que conseguido un punto de partida común para obtener una mejora global. Así ha sido siempre.

      Y la verdad es que si tan sólo yo, creo que el algún caso me puedo sentir ofendido de alguna manera por alguna generalización u observación fuera de sitio, mucha más gente se puede sentir igualmente ofendida, por desgracia, mucho más ofendida que yo, puesto que el efecto tiende a magnificarse.
      Dicho esto, estos artículos pueden incluso acentuar, la conducta que quieren reprobar, haciendo todavía más grande la brecha que ya de por sí existe.
      Además estos artículos tienden a no respetar la individualidad de pensamiento, tampoco respetan los múltiples puntos de vista que se pueden ver confrontados como consecuencia de ellos. Y no tienen en cuenta ni la inducción al razonamiento ni la capacidad individual de cada persona para obtener sus propias conclusiones.
      Por supuesto hay gente que los defenderá a capa y espada porque han hecho de la ideología de los artículos su identidad misma, y todo lo que atente contra esos artículos lo hará también contra ellos mismos. Pero por desgracia pueden llegar incluso a no entender bien qué es lo que defienden y reducirse a simplemente repetir consignas que se les dicte.
      Eso ya ha ocurrido antes, y ha tenido consecuencias desagradables para todos.
      Es por esto que no estoy de acuerdo con ellos y por eso los desacredito…. y mira lo que pasa.

      Me gusta

  4. Lo que importa no es la longitud de los argumentos sino la calidad de los mismos. Los tuyos, en su mayoría, son falacias, por lo que te han catalogado como troll en lugar de como disidente con capacidad crítica, y han decidido no malgastar el tiempo con argumentos razonables.
    “Hala, otra chorrada más… en fin.. lo habitual.”
    “Me hace mucha gracia, no sé como les va a los americanos, que están como regaderas […] ”

    ¿Así invitas a tomarte en serio y desde el respeto explicarte pacientemente por qué no has entendido nada del artículo?

    Quitando eso, vamos a lo más grave de tu comentario.
    1. “Si el feminismo persigue la educación y corrección de esos defectos está cometiendo un error de base, que es el creer que es capaz de corregir conductas que les parecen reprobables por el hecho de que a las feministas les hace sentir mejor.”

    2. “Pues bien, esos defectos de comportamiento son lo que caracterizan a hombres y a mujeres, y no se puede corregir porque dependen de una cantidad inconmensurable de variables que una doctrina tan superficial como el feminismo no podrá llegar nunca a comprender”.

    3. “Y ahí es donde el feminismo actual sufre de ceguera, se cree que sólo hay una manera de ver la vida, que sólo hay una manera correcta de expresarse, que sólo hay una manera correcta de pensar, de vivir, de comportarse, de disfrutar, etc etc. igual que en el III reich. ya sabemos como acaban esa clase de doctrinas.”

    1. El feminismo está, ni más ni menos, luchando por que todas las personas tengan los mismos derechos y sean tratadas desde el respeto. Es algo por lo que se lleva luchando durante toda la Historia, durante la cual se han ido consiguiendo numerosos avances. ¿Existe ya la esclavitud? Diría que no. ¿Era la esclavitud un ‘defecto de comportamiento’ de la población blanca y que una ‘doctrina tan superficial’ como la anti esclavitud no podrá llegar nunca a comprender? Diría que no. Ojalá llegue el día en el que la lucha por los derechos de todos los colectivos sea algo que se dé por sentado y no se deslegitime a la primera de cambio por gente como tú.

    2. Esto solo lo cito por la machicharla final, ja, ja. “una doctrina tan superficial como el feminismo no podrá llegar nunca a comprender”. Si crees que el feminismo es una doctrina superficial igual deberías leer un poquito más y obsequiarnos con tu opinión más adelante.

    3. Qué agudo, comparar el feminismo con el nazismo, nunca se me habría ocurrido. Luchar por los derechos de todas las personas es como invadir Polonia y cometer uno de los mayores genocidios de la historia. Si para ti son cosas equiparables igual deberías hacértelo mirar.

    Un saludo.

    Me gusta

  5. Bueno, ya que se me define como troll ahí van mis tres líneas. Lo que he escrito es largo, os tocará los huevos y es difícil de entender, no hace falta que nadie lo lea. Ni tampoco que nadie busque información ni se interese por nada que no sea uno mismo. Gracias por haberme leído a quien lo haya hecho.

    para kaitoakiho

    Tu primer punto es una falacia como una montaña: todos conocemos el origen del feminismo en sí y que, a duras penas, tiene 100 años, más o menos desde cuando el hombre se dio cuenta de que la mujer genera más dinero en el trabajo que en casa. Eso en cuanto a la primera frase.
    Además, todos sabemos que el feminismo fue un movimiento iniciado por la mujer blanca de clase acomodada.
    En cuanto a la segunda, es otra falacia como una catedral, puesto que para asegurar la igualdad de derechos están el código civil, y el código de derechos humanos que que se respetan allá donde haya hombres y mujeres blancos, si bien, en muchos países donde hay gentes de otras razas también se respetan, pero no tanto, a las estadísticas me remito (no me refiero a las del instituto de la mujer, me refiero a las que dicen la verdad).

    A la pregunta de ¿existe la esclavitud? Obviamente la respuesta es Sí. El sistema capitalista ha empobrecido a la gran parte de la masa poblacional europea (gente blanca, negra, asiática, indígena, amerindia, esquimal y/o bosquimana entre tantas otras), de manera que incluso muchos alemanes blancos viven bajo el umbral de la pobreza. Y todo eso con la reciente noticia de que el 1% poseerá en el 2016 la mitad de la riqueza mundial.
    La respuesta es otra vez Sí dado que tenemos convenios de salarios mínimos interprofesionales (IGUALES) para hombres y mujeres que hacen práctimente imposible llevar una vida decente con salarios tan bajos, sino échale un vistazo al tan manido convenio de la construcción.
    Otra vez la respuesta es Sí, ya que la mayoría de la ropa que llevas tú ahora mismo está echa en vietnam por niños de 8 años que cobran 3 dolares al día
    Y una y mil veces sí porque tu aifon, o tu sansun, están hechos de materiales que los niños sacan de las minas en china y africa…
    Y otra vez mil veces sí, porque si tenemos ese tipo de esclavitud, clama al cielo que no se ha entendido el problema de la esclavitud, y lo mismo pasa con el resto de áreas del comportamiento humano que diferentes colectivos con consiguen entender.
    Pero como bien se dice en este blog, “LAS FEMINISTAS NO SOMOS HUMANISTAS”… de lo que se deduce que el feminismo actual no puede ver más allá de la punta de su nariz.

    Siguiendo con el tema, si igualas al feminismo con la esclavitud, estás bastante perdido, pero en fin, lo entiendo y lo respeto.

    Además, yo también tengo un ojalá: ojalá que el ser humano sea capaz de una vez por todas de entenderse, ojalá que los individuos de todas las razas (yo entiendo que sólo hay una: la raza humana), dejen de mirarse su bonito ombligo, dejen de quejarse como nenazas de todo lo que les pasa a ellos y sólo a ellos, y se hagan conscientes de que existen muchas más gentes en el mundo, con muchos puntos de vista diferentes, con muchos modos de ver la vida diferentes, que son igual de válidos que es suyo y por tanto son sumamente respetables.
    ¿por qué digo esto? Por esto hará innecesario que gente como tú, -soldado de las nuevas religiones conductuales humanas sociales-, me tenga que decir a mí qué es legítimo o no, qué es bonito y qué es feo, qué es lo que tengo que decir y qué no, cómo debo vestir y cómo debo comportarme, y lo más increíble de todo que tenga que afear y dictar mis opiniones y puntos de vista.

    Para el punto 2: he leído bastante del feminismo y de los defectos, vicios, tendencias, acontecimientos y conductas sociales del hombre desde los últimos 5 millones de años de existencia de los primeros homínidos, y reconozco que es una temática muy interesante tanto la parte de la evolución física de la humanidad, como la evolución psíquica, mental y social.
    Y ese punto es precisamente lo que hace reconocer a un troll, como lo eres tú, el hecho de que mandes leer a otra persona deja en evidencia que quieres aparentar un conocimiento sobre la materia que de hecho no posees porque no lo muestras, haciendo de esa línea de recomendación la piedra angular de casi todo tu discurso. Con esa condescendencia es con la que se reconoce la chulería y la arrogancia propia de un troll, aunque otra circunstancia es que un troll sólo escribe menos de 5 líneas, algo que has conseguido disimular muy bien, enhorabuena.
    Por el resto, es feminismo sí está resultando superficial, como dije antes, el feminismo de hoy refleja la conducta superficial y materialismo de hoy día, común a prácticamente todo el mundo pasando por alto variables sociales que sólo puede pasar por alto alguien que sólo mira su ombligo, o el aquíhaytomate o la championsli, despreciando muchos hechos y condicionantes, que fácilmente pueden desnaturalizar cualquier teoría.

    Para el punto 3, ni te imaginas lo agudo que es, fíjate bien: en el III reich, (¿has estudiado historia?)
    después de las graves indemnizaciones de guerra que alemania tuvo que pagar surgió el movimiento del nacionalsocialismo, que buscaba recuperar los derechos perdidos (primera coincidencia), aquellas gentes alemanas se sentían violadas por los tratados de la primera guerra mundial, sentían sus derechos pisoteados, sentían que no se les respetaba y no se les amaba como se debería (segundo coincidencia) -¿ves por donde va y lo poco que tiene que ver con polonia?-, así pues decidieron unirse para defender sus derechos bajo un estandarte, (el símbolo tiene un origen asiático de hace miles de años) (el feminismo tiene el suyo) crearon ministerios, (aquí también) crearon tribunales de excepción (aquí tambien), crearon policía exclusiva para actividades antialemanas (aquí también) crearon Ministerios de Propaganda… ¿y aqui…? también. Esos ministerios creaban propaganda y afeaban la conducta y detenían a aquellos disidentes con el régimen. todos los días se glorificaban los logros del movimiento y se reprobaban a los disidentes.
    El que no comulgaba con esa nueva religión era defenestrado, sometido a escarnio público y acusado de poco alemán…
    Allá por donde se mirara se veían legiones de femi… perdón, de soldados del nuevo régimen, dispuestos a todo por preservan su continuidad, expandirse y someter a otras ideologías.
    Invadir polonia sólo fue una consecuencia, no la causa, y estamos tratando las causas, no las consecuencias, además la frase ni siquiera es tuya, es de las primeras entradas del google cuando tecleas feminazi. Ahí te he pillado.
    Nadie compara al feminismo con matar gente, al feminismo se lo compara con el nazismo por que es uno de los mayores exponentes de fervor político-religioso de la historia entorno a una corriente social, que no tenían que ver precisamente con la religión.
    Y se hace así porque los nazis intentaron recuperar derechos arrebatados, socavando otros derechos y sometiendo a otras ideologías, tal cual hizo el feminismo durante la época de zapatero.
    Por eso se ha ganado el apelativo a pulso y merecido lo tiene, lo que no quita que si atiende a razones no pueda hacer obsoleto dicho apelativo.

    Otro saludo, pero de buen rollito.

    Me gusta

  6. Ah, se me olvidaba,

    “Hala, otra chorrada más… en fin.. lo habitual.”
    “Me hace mucha gracia, no sé como les va a los americanos, que están como regaderas […] ”
    ¿Así invitas a tomarte en serio y desde el respeto explicarte pacientemente por qué no has entendido nada del artículo?

    En realidad es un tono irónico, porque entiendo que la gente puede ser suficiente imaginativa e inteligente para entenderlo… pero no pasa nada, todo tiene un por qué.
    En este artículo se pone en evidencia el mansplaining, algo que es un comportamiento propio de los hombres, tanto como que les sale barba. ¿por qué se enlaza esto con el tema del feminismo?, muy sencillo, porque el artículo explica que esa manera que tienen los hombres de explicar las cosas o los temas puede resultar ofensiva, degradante, destructiva y lesiva para con el cuerpo y espíritu de la mujer.
    Vamos a ver, ¿desde cuando un tío explicando como funciona el mecanismo de un chupete puede resultar lesivo para los derechos de las mujeres?
    ¿Desde cuando nadie utiliza esa condescendencia al explicarse salvo en las películas norteamericanas de pretty woman y algunas otras de tipos como humphrey bogart, o jack nicholson?
    ¿Cómo se supone que se deben explicar las cosas a una mujer? se le entrega un manual de instrucciones y se le dice que se arregle la vida?

    O más bien y como en el mundo real, y como suele ocurrir casi siempre, se le explican las cosas educada y civilizadamente?
    Yo creo que es más como en el último caso, es por eso que el artículo parece una broma, dentro un tema tan serio como se presume que es el feminismo, y la defensa de los derechos de las mujeres, que no del resto (las feministas no son humanistas).
    Que aunque a mí no me parezca una buena defensa del feminismo el que se hace desde estos artículos y por eso los critico, no significa que yo piense que el feminismo en sí sea una chorrada.
    Muy al contrario, Que todo el mundo sepa que soy un firme defensor de los derechos de las mujeres, y de la igualdad entre todos los individuos de este mundo, lo que ocurre es que yo no comulgo con ruedas de molino. El feminismo es una ideología valiosísima, pero al fin y a la postre, tan valiosa para mí como cualquier otra idea que busque la justicia, el bienestar, y el desarrollo de la humanidad en general, puesto que si sólo protegemos una ideología, dejamos morir a otras tan importantes como la que queremos proteger. Y esto nos ocurre constantemente por mirarnos nuestro precioso ombligo y olvidarnos que nosotros nos merecemos derechos, pero que hay más gente alrededor que también los necesita.

    Además hacer hincapié en este tipo de comportamientos, y de paso poner el acento en los micromachismos de la sociedad (aquellos que sólo enfurecen a las más extremistas feministas), más o menos como el mansplaining, me parece bastante fuera de sitio, porque hay tantos usos lingüísticos comunes que se pueden considerar lesivos por esa regla de tres, que prohibirlos imposibilitaría la comunicación en sí. Como la ha pasado en la época zapatero con la repetición vacua e inútil de los pronombres y sufijos de cada uno de los 8 o 9 géneros sexuales que existen hoy día.
    Otra cosa, ¿de verdad se cree alguien que si tú le dices a un tío que es un machista maleducado y repugnante por cómo o se expresa, cómo se mueve y habla vas a conseguir una reacción positiva?
    ¿Nadie cree que si tú a una persona la juzgas y la criticas, o incluso la ofendes de entrada no hará más que cerrarse en banda e incluso acentuar ese comportamiento?¿Nadie cree tampoco que intentar educar a uno de estos machistas repugnantes como a un niño de 5 años producirá una reacción opuesta a la pretendida? Yo no soy psicólogo, pero no me imagino a nadie corrigiendo a otra persona y diciéndole cómo debe expresarse…

    Es por eso que me lo tomo un poco a broma, desde luego no espero que lo entiendas, y eso lo respeto.

    Además es demasiado condescendiente por tu parte considerar que alguien no ha entendido algo de entrada (otra vez como un troll -me estás acusando de ignorante, pero no me dices por qué lo soy-), sin siquiera hacer un mínimo esfuerzo por entenderle tú a él.
    Pero no voy a ser yo quién te diga cómo comportarte.

    Buen rollito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s