Lenguaje, pensamiento, feminismo, autismo y estado salvaje. Parte 1.

Del original en Katherine Lives in the Real WorldLanguage, thought, feminism, autism, wildness (part1).

Para ver contenido diario, podéis seguirme también por Facebook en Demonio Blanco y por Twitter (@DemonioblancoTT).

IMG455

Os incluyo aquí un primer grupo de ideas relacionadas, aun por terminar y simplificadas desde el ámbito mental al verbal, y donde incluyo algunas citas que pueden ayudaros a comprender todas sus implicaciones.

«Lo que no tiene nombre, lo que no se representa en imágenes, lo que se deja fuera de cualquier biografía, lo que se censura en correspondencia, lo que se confunde con otra palabra, lo que es difícil de encontrar, lo que permanece enterrado en la memoria cuando el significado colapsa por un uso inadecuado o mentiroso del lenguaje; todo esto no solo se sobreentiende, sino que se convierte en innombrable»

-Adrienne Rich

Innombrable. Intransferible.

Desde una perspectiva autista y neurodiversa, el lenguaje y cognición verbales, en sí mismos, no garantizan la comunicación, y mucho menos por sí solos. Son, además, exclusivos y alienantes, ya que privan a la comunicación de la elaboración de innumerables ideas y significados personales. La posición de la verbalidad como la única, normativa y mejor o más valiosa forma de expresión y comunicación hace recaer sobre la persona no verbal múltiples presunciones solo por el hecho de serlo. Existe un paralelismo entre esto y la destrucción de la diversidad lingüística durante las grandes colonizaciones de la Edad Moderna; y, de hecho, es bastante probable que esta última aniquilación sea una consecuencia de la primera. Después de todo, las formas primitivas de comunicación eran táctiles, audibles, pictóricas, olfativas y mediante otros símbolos sensoriales, no palabras.

En su origen, los grupos humanos habrían compartido cierto tipo de comunicación sensorial, similar al de algunos animales u otras formas de vida. La evolución hacia el lenguaje oral nos permitió expresar nuestras experiencias sensoriales en forma de símbolos audibles, y a partir de ahí…

En base a quien ostente el poder (es decir, quien tenga la potestad de regular el lenguaje) las formas auditivas de estas palabras se permiten o no, dependiendo de si expresan ideas que encajen en el statu quo o lo contrario. Hemos aquí la diferencia entre lo nombrable y lo innombrable, lo significativo y lo que carece de sentido. La idea o el símbolo se ha extirpado del mundo sensorial y más que como herramienta comunicativa se usa como herramienta para prevenir el cambio y preservar relaciones de poder; para reducir la comunicación a una idea particular y predeterminada.

El lenguaje es un sistema de signos del cual hacemos uso para comunicarnos y formular y expresar pensamientos. Comúnmente, a los signos que encajan en esta definición, se les denomina palabras. El error de confundir la manifestación acústica/escrita del lenguaje (lo que se conoce como discurso) con el lenguaje en sí es lo que nos empuja a la falacia de que el lenguaje, para serlo, ha de ser verbal o no será.

-Olga Bogdashina

Para ver contenido diario, podéis seguirme también por Facebook en Demonio Blanco y por Twitter (@DemonioblancoTT).

Anuncios

Un comentario en “Lenguaje, pensamiento, feminismo, autismo y estado salvaje. Parte 1.

  1. Sin duda, uno de los mejores artículos en mi opinión, bien redactado, bien hecho, lleno de reflexiones tremendamente importantes, y aportando la visión y las impresiones de una autora sin duda muy sensible a las corrientes comunicativas actuales… Bravo. Aunque desconozco la fecha en que fue realizado dicho artículo, me gustaría aportar alguna consideración.
    Para los autistas, o neurodivergentes, (aquellos que no tienen un esquema mental típico) a veces la comunicación verbal puede ser fácilmente carente de sentido, dado que no se realiza una asociación típica entre el lenguaje y la simbología o significado que se realiza en una mente típica, o lo que es lo mismo, salvo que la comunicación verbal sea extremadamente literal, es fácil correr el riesgo de tener a dos personas empleando sistemas de comunicación diferentes dentro de una misma lengua. A veces la comunicación sencillamente no se da, en el espectro autista, o el significado es tan diferente que no tiene nada que ver lo que uno dice con lo que el otro interpreta, y tanto uno como el otro pueden pensar que la otra persona maneja conceptos erróneos.
    Dicho esto, y gracias a dios, el lenguaje, se complementa con las señales táctiles, audibles, pictóricas, olfativas y otros símbolos para conformar, el todo, que es la comunicación, el lenguaje sin sus complementos disvirtúa la comunicación y viceversa.

    En consecuencia, no estoy de acuerdo en el párrafo en que afirma que los grupos humanos originariamente había compartido ciertos tipos de comunicación de tipo animal y ahora no.
    Creo que eso el falso, seguimos siendo mamíferos del reino animal, y dicho esto, somos sensibles al olor de otras personas, al color y tacto de su piel y de su pelo, a la entonación de las palabras que pronuncia, y a su tono de voz, a si es hombre o mujer, a su vestimenta, y a muchos otros factores de los que ni siquiera somos a veces conscientes. La palabra y el lenguaje pues, solo puede ser considerado de elemento perfeccionador de la comunicación, pero nunca un elemento único, pues todos los elementos se interaccionan entre sí.

    Tampoco estoy demasiado de acuerdo en lo referente a quien ostente el poder, o quien regule el lenguaje. Hay que diferenciar con claridad a quién se refiere, porque el poder teórico recae sobre la RAE y el fáctico recae sobre los medios de comunicación. Son los medios de comunicación los que moldean la idea de la comunicación, pero no imponiendo nada, sino simplemente empleandolo de cierta manera u otra. O lo que es lo mismo, el significado y la pronunciación de la palabra no se puede prohibir o permitir (censura directa), porque el ser humano dentro de la simbología no maneja sus conceptos de esa manera, sino mediante la vigencia o la obsolescencia de aquella manera u otra de expresarse.
    Además, creo que la simbología está todavía muy presente en el mundo sensorial, y de hecho cada vez más, ya que se ha demostrado que se puede vender mucho más si lo que se intenta vender es agradable al tacto, a la vista y al oído, asociando dichos esquemas sensoriales a la calidad del producto en cuestión.
    El resultado es que no se puede reducir el papel de la simbología sensorial dentro de la comunicación porque dentro del género humano no existen conceptos, puros, únicos o aislados en lo referente a su estilo comunicativo y por tanto tampoco existe una rigidez conceptual en la interpretación de estos teniendo como consecuencia que no se puede regular la comunicación de una manera determinada, o por unas pautas rígidas.
    Otra vertiente es la del concepto que evoca el símbolo, porque este sí se puede moldear, se pueden generar corrientes de opinión dentro de una masa poblacional manejando la simbología y la palabra correctamente mediante la asociación de palabras, conceptos y símbolos. Si es para algo bueno, se le puede llamar seña de identidad o cultura y si es para mal, se le llama lavado de cerebro o adoctrinamiento.
    Y dentro de lo que está bien y mal se puede provocar el uso, el desuso o la asimilación de conceptos en base a lo socialmente aceptable o asumible, y ese es el terreno de la corrección política o social, que atañe más a la manera de decir algo que a lo que realmente se dice.
    Y esto se basa en los sentimientos y los conceptos que evocan ciertas palabras o maneras de expresarse en los individuos receptores del mensaje.

    Y en lo referente a la asociación mecánica entre lo auditivo o verbal, en cuanto a la expresión de ideas y la diferencia entre nombrable e innombrable, lo significativo o lo que carece de sentido, yo más bien diría que hay ciertas cosas que no interesa nombrar o a las que no interesa dar significado y otras que sí, independientemente de lo que diga la “autoridad”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s