El Síndrome de Trinity y el fin de las Tipas Duras del Cine

Original de Tasha Robinson en We’re losing our Strong Female Characters to Triniry Syndrome. 

La película de Dreamworks Cómo entrenar a tu dragón 2 amplía considerablemente el mundo que se nos muestra en la primera película incluyendo la presencia de un nuevo personaje: Valka, la madre desaparecida del jinete de dragones y protagonista Hiccup, a quien da voz Cate Blanchett.  La parte intermedia de la película, una parte tierna y sensible, está dedicada a presentar a este personaje, construyéndolo de manera elaborada y llena de matices. Esta nueva figura, tan fantástica y misteriosa, consigue derribar a Hiccup y a su montura Toothless (Sindientes) con una facilidad pasmosa. Además de eso, es culta, ya que tras veinte años de estudio, conoce los intríngulis de la anatomía de Toothless mejor que su propio jinete. También es inteligente, tiene principios sólidos y es feliz. Sin embargo, al mismo tiempo está aquejada de cierta tortura y división personal y se siente vulnerable. En definitiva,  tiene algo que no poseen muchos personajes femeninos de películas de acción y de aventuras con protagonistas hombres: es interesante.

Es toda una lástima que su papel en la trama sea nimio.

Lleva existiendo desde hace años una tendencia cultural en producciones comerciales a introducir personajes femeninos independientes, respetuosos consigo mismos, seguros y capaces, saliendo del cliché típico de «víctimas y trofeos» de las películas de acción de los 80 o de los personajes quejicas, con mala cara, castos pero sexualizados que vinieron después, los herederos de la macarra Vasquez de Aliens. El concepto de Tipa Dura del Cine —alguien con identidad propia, objetivos personales y finalidad en la trama— ha influido mucho en el debate sobre la problemática a la hora de cómo se perciben y se retratan a las mujeres en cómics, videojuegos y, sobre todo, en cine. La escritora Sophia McDougall ha analizado el concepto, para luego desecharlo, y artistas como Kate Beaton, Carly Monardo, Meredith Gran han parodiado de manera muy acertadamente cómo este se desarrolla en los cómics. El concepto Strong Female Character, en su original en inglés, algo así como Tipa Dura del Cine, se usa indistintamente tanto de manera descriptiva como burlesca debido a su simpleza y a sus mínimas exigencias. Es más bien un término de marketing que un objetivo real. Pero si ya es poco común que muchas producciones siquiera pasen los exigüos requisitos del test de Bechdel, todavía es más extraño que películas comerciales de temática de acción, terror, ciencia ficción o fantasía contengan un personaje femenino verdaderamente fuerte, más allá de los estereotipos comunes.

Cuando sorprendentemente lo consiguen, los guionistas se pierden. Introducir a una Tipa Dura del Cine® no es feminista, ni inclusivo, ni siquiera tristemente igualitario si ese personaje no tiene razón de ser en la historia y solo vale para que los productores se regocijen frente al cartel promocional diciendo: «¿Veis? ¡Esta película sí que respeta totalmente a las mujeres fuertes!»

How-to-Train-Your-Dragon-2-14

Valka solo es el último ejemplo  de Tipa Superflua y Descafeinada disfrazada de Tipa Dura. Esto es lo más deprimente, teniendo en cuenta el impacto que produce el personaje desde la sinopsis y otras muchas grandes cualidades de la película. La producción dedica mucho tiempo a mostrarla primero impactante y más tarde empática, además de un poco dolida por su soledad e incomodidad a la hora de relacionarse otras personas. Sin embargo, una vez acaban las presentaciones y comienza la batalla, deja inmediatamente de tener algo de utilidad para el resto de personajes y de la aceleradísima trama. Cuando se enfrenta al villano (un villano, por cierto, al que lleva resistiendo ella solita durante años), sufre una derrota estrepitosa y prácticamente instantánea. Ese es el momento en que su marido e hijo la eclipsan totalmente, ya que tienen que rescatarla dos veces en cinco minutos. Su mayor aportación a la trama es la frase trillada y vacía que le dice a Hiccup: «Eres tú el Elegido» para luego prácticamente desparecer de la línea argumental, dejando al espectador preguntándose por qué tanto interés en ella al principio de la historia. Esto tiene una explicación: en primer lugar, el director, Dean DeBlois, planeaba darle el papel de personaje antagonista, aunque luego lo descartara en borradores posteriores. Sin embargo, esos borradores posteriores sí dieron lugar a la creación de un personaje antagonista complejo para ella, para luego no escoger ninguno. (Por otro lado, el antagonista final carece de historia personal, cosa que no está mal, por otra parte, aunque descompensa bastante la película.)

Film Review The Lego Movie

El personaje tipo Valka, la Tipa Dura Sin Nada Que Hacer, prolifera cada vez más. Lego, la película es el ejemplo más indignante. Presenta a su protagonista femenino, Elizabeth Banks’ Wyldstyle como una heroína con su superpoderes, extremadamente hábil, con gran confianza en sí misma, quien se encuentra en estado de shock por la estupidez y lo desgraciado de su otro protagonista, Emmet. A partir de ahí, la película se mofa de ella y la da de lado hasta el punto en que experimenta una evolución y se convierte en un completo incordio que no hace más que ir a la contra, alguien huraño y cenizo. En un gag, Emmet la saca totalmente de quicio cuando intenta involucrarle en su la lucha por el destino del mundo de su pandilla: imita sus palabras con un «Bla, bla, bla; mira lo guapa que soy». Su papel una vez presentada reduce a ser rescatada una y otra vez para finalmente aprobar el examen de chica guay que confiere a Emmet el estatus de tipo molón, tras haberse tirado toda la película siendo un pringado. Tras una trama espectacular y un final poderosísimo, la propia película emborrona su clímax con una etiqueta en la cual WyldStyle le pide permiso a su actual novio para poder abandonarle y entregarse a Emmet como recompensa por su éxito. Para que el tipo normalito acabe triunfando, la tipa dura del cine debe disolverse y resurgir como el Personaje Trofeo Florero. Esto es el Síndrome de Trinity, del personaje de la película Matrix. Una mujer perfectamente capaz que pierde paulatinamente la independencia, importancia y emoción que poseía en su escena introductoria. El director Chris Makay reconoció en cierto modo este problema en una entrevista al Daily Mail, una entrevista cuyo titular era «El productor de Lego, la película, promete más «mujeres fuertes» en su secuela». Sin embargo, ninguna de sus citas registradas refleja algo parecido.

tauriel

Y cuando tipas duras y seguras de sí mismas se las apañan para contribuir en tramas lideradas por personajes masculinos, sus aportaciones son secundarias o se reducen a papeles de cuidados, de víctima o románticos. Por ejemplo, Tauriel, de El Hobbit: La desolación de Smaug, una Tipa Dura que alguien se ha sacado de la manga única y exclusivamente para suavizar el desequilibrio de género en una historia copada por personajes masculinos. Es capaz de cargarse en torno a mil millones de arañas y orcos con técnicas de kung-fu aplicadas a su arco élfico, pero solo demuestra tener algo de personalidad cuando se siente atraída por el enano Kili y obtiene interés a su vez por parte de Legolas, en un triangulo de amor repelente similar al de Crepúsculo. Otro ejemplo es Dahl (Katte Sackhoff) en Riddick, un personaje que se nos presenta como la copiloto durísima que, de primeras, proclama que no es el objeto sexual de ningún hombre —en contraste el otro personaje femenino de la película, una mujer maltratada, víctima de repetidas violaciones, que muere en favor de la trama—, pero que carece de importancia argumental. A pesar de lo que dice Dahl, el personaje no aporta más que un toque sexualizante: se desnuda delante de la cámara, se defiende de un intento de violación, exhibe sonrisillas de superioridad ante las insinuaciones explícitamente vulgares del antihéroe, al que, en última instancia, le dice que igual sí sería su objeto sexual. Otro más, Carol Marcus, interpretado por Alice Eve en Star Trek: En la oscuridad, presentado como un personaje rebelde y desafiante como James Kirk, pero cuyo objeto definitivo en la trama es (otra vez) desnudarse en pantalla y presentarse de manera vergonzante como un rehén poco efectivo. Mako Mori, interpretado por Rinko Kikuchi, en Pacific Rim y Raleigh (Charlie Hunnam). El pasado traumático de la primera le impide ser buena en  combate mecánico, poniendo en peligro a todos a su alrededor. Sin embargo, incluso en el momento en que ella demuestra su valía, él tiene que reafirmarse derribándola y cargando con su cuerpo renqueante mientras se dirige a salvar el día. Ditto y Jack (Tom Cruise) en Oblivion, provocando la misma situación en Julia (Olga Kurylenko), su pareja.

Es muy difícil que una película de acción incorpore a dos personajes protagonistas igualmente nivelados. Además, estas ideas en conjunto no valen para todas las tramas. Puede entenderse que para que el arco argumental del protagonista se resuelva, ese personaje, en ocasiones, tenga que dar los últimos pasos él solo. Para los héroes masculinos, se consigue, sobre todo, mediante independencia y sacrificio personal. Sin embargo, durante décadas, las películas de acción han encontrado vías para que los secundarios masculinos se incorporen al clímax de la trama sin que sea necesario que mueran, desaparezcan o esperen en casita que el protagonista vuelva para celebrar la victoria. No es estrictamente necesario que los personajes femeninos sean conductores de la trama para que podamos considerarlos autosuficientes, pero sí deben tener algún objetivo en la historia. Valka aparentemente lo tiene: alentar e inspirar a Hiccup, y poco más. Un papel insignificante para alguien a quien el guión mima bastante. Hasta que llega el momento en que le toca hacer algo, claro.

Adjunto ahora un breve cuestionario para aquellos productores que hayan creado un personaje femenino que represente ser algo más que un trapo, una harpía, un MacGuffin (elemento argumental para motivar a los personajes, pero sin relevancia propia, según Hitchcock) que rebota de un lado a otro o un juguete sexual. Enhorabuena, habéis creado a vuestra Tipa Dura del Cine. Es un buen comienzo, sin duda, pero, ¿ahora qué? Guionistas, productores, directores, consideren lo siguiente:

  1. Una vez introducido, ¿tiene su Tipa Dura influencia significativa en el desenlace de la trama? ¿O no tiene ninguna?
  1. En el caso de que lleve a cabo algo de importancia en la trama, ¿es ese algo ser víctima de una violación, ser golpeada o asesinada con el objetivo de motivar al protagonista masculino? ¿Es ese algo decidir o declinar tener relaciones sexuales con él? ¿Es ese algo tener una cita o romper con el protagonista? ¿Y es ese algo regañar al protagonista para que espabile o para que deje de hacerse el héroe? En definitiva, ¿la existencia de ese personaje está única y exclusivamente motivada por y para atender las necesidades, el desarrollo y los deseos del protagonista masculino?
  1. ¿Se notaría la diferencia si su Tipa Dura fuese sustituida por una lámpara de pie con una notita pegada en la que se incluyera información útil para el protagonista masculino?
  1. ¿Es de vital importancia en la trama que su Tipa Dura sea el personaje más fuerte, más astuto, el más decidido, el más duro o el más experimentado hasta que el protagonista masculino hace acto de presencia?
  1. O incluso peor, ¿hace su entrada en la historia como un panoli totalmente inepto pero que evoluciona rápidamente durante toda la película, dejándola atrás, mientras ella se mantiene estática y además le jalea por ello? ¿El motivo existencial de su Tipa Dura del Cine es impresionar al protagonista masculino?
  1. ¿Es ella un personaje molón que solo comienza a ser así para que el protagonista masculino mole más en comparación con ella cuando este la rescata o toma ventaja sobre ella?
  1. ¿Es lo suficientemente fuerte y competente para que no necesite que la rescaten pero una vez que la trama despega el villano o la captura o la amenaza y necesita que el protagonista masculino intervenga? ¿Es uno de los argumentos importantes de la trama el herir su orgullo?
  1. ¿Desaparece completamente a partir de la mitad de la película o en su y no está interviniendo de manera significativa en la trama (aparte de ser un rehén o morir)?

Si la respuesta a todas y cada una de estas preguntas es «no», su Tipa Dura es digna de su nombre. ¡Enhorabuena!.

EDGE OF TOMORROW

Siempre está la excepción que confirma la regla. Al filo del mañana presenta a Rita (Emily Blunt), un personaje femenino muy duro que muere para ponerle las pilas al protagonista. (¡Otra vez!) Empieza siendo la más macarra de todos, hasta que se le come la merienda William Cage (Tom Cruise), el protagonista, que comienza en la trama como un panoli de cuidado. Su papel en el argumento es proveer a Cage de información y darle ánimos, además de que, finalmente, un momento romántico acaba por certificar su trayectoria. Y, sin embargo, la trama no consigue degradarla, ni devaluarla, ni debilitarla, ni dejarla de lado. El protagonista toma la delantera sin ella al final, pero muy al final, y solo cuando ella ha probado su valía una y otra vez. Es dura y segura, pero está desesperada. También es graciosa. En resumidas cuentas, tiene aspiraciones y provoca sensaciones edificantes. Es un personaje emocionante tanto al final como al principio de la película.

Entonces, todas las preguntas pueden resumirse en lo siguiente: Teniendo en cuenta eso que se conoce como Tipa Dura del Cine, ¿querría usted, señor guionista, señor director, señor espectador, ser ella? Es decir, nada de intentar demostrar que ser mejor que ella o desear que le entierre en elogios y que reconozca su superioridad. En las películas de acción los deseos tienen que cumplirse. ¿Cumple alguno de sus deseos, más que los ajenos? Cuando los personajes femeninos sean por costumbre lo suficientemente fuertes como para hacerlo, quizá, y solo entonces, el término Tipa Dura del Cine recupere el significado y deje de ser usado de manera sarcástica.

Anuncios

18 comentarios en “El Síndrome de Trinity y el fin de las Tipas Duras del Cine

  1. Excelente post sobre un tema que llevo años pensando. Esperemos que la normalidad se adueñe algún día del papel de las mujeres en el cine.
    Un apunte: la peli Wanted de Angelina Jolie es especialmente sangrante en una de las características que mencionas.
    Un saludo

    Me gusta

  2. Muy interesante análisis. Quería añadir información que me parece relevante al caso de “Al filo del mañana”. Está basada en un libro de Ciencia Ficción que se llama “All you need is kill” (Aunque tal vez debería decir “inspirado en”); en la trama del libro, el personaje de Tom Cruise es un antihéroe, pero no como Tom Cruise en la peli, en la que es un hombretón americano suertudo y poderoso que pretende aprovecharse de la situación, si no más bien un niño japonés perdido que no sabe donde está ni que hace con su vida. De ahí la importancia de la fuerza del personaje femenino (por cierto, también una joven, americana, menuda y pelirroja y llamada por la gente ‘Full Metal Bitch’ ); él es incapaz de salir del bucle temporal y ella le da las herramientas para salir del mismo. Por otro lado, el ingeniero de apoyo que tiene en la película es una mujer en el libro (que aparece enamorada de ella) y toda la información que le aportan acerca de los extraterrestres son deducciones que ellas han realizado, sin ayuda de ordenadores, ni servicio secreto, ni nada. Y demuestran que es verdad.

    La historia era demasiado buena como para poder cambiar más al personaje femenino sin estropearla en exceso.

    Me gusta

  3. Muy de acuerdo. Ahora está de moda que las protas femeninas sean súper duras e independientes cuando en realidad son planísimas. Y además, a no ser que se justifique ese comportamiento, es tan irreal como el de la mujer-trofeo.
    Yo apoyo la normalidad y soy más partidaria de personajes femeninos simpáticos e incluso algo torpes, pero que después pueden ponerse las pilas en cuanto la situación lo requiere. No sé, en realidad con que tengan una personalidad decente me suele bastar jajaja

    Me gusta

  4. ES gracioso por que tu lees el manga o la light novel original en la que se baso “al filo del mañana” y ahi encuentras a un personaje femenino que no solo esta bajo la sombra del masculino, si no que es su igual en todo momento, cosa que en la pelicula no se ve. Pero claro la peli es una reinterpretacion americana de una historia Japonesa, y pasa lo que pasa

    Me gusta

  5. Me salgo un poco de tiesto y quizas me meto en un jardín…pero en Rompe Ralph la tipa dura a pesar de sus tonterías sigue siendo dura y genialosa y Vanellope tb da lo suyo…pero no es el mismo tipo de cine…tipa dura Mulan!!!!Valka es genial y la desperdician…a ver que hacen en la tercera parte, porque Astrid si que es un personaje never y descafeinado…

    Me gusta

  6. Me ha gustado mucho el artículo! Creo que deberías complementarlo con un análisis “positivo” de una tendencia que están tomando las series de TV, haciendo personajes femeninos reales, saliéndose del estereotipo que has plasmado tu. Juego de Tronos es el mejor ejemplo, pero muchas de las grandes series actuales están empezando a mostrar mujeres muchisimo mas interesantes y complejas, con papeles trascendentales en la trama.
    Ahora solo falta que el cine y los videojuegos se sumen…

    Me gusta

  7. Estoy de acuerdo con todos los ejemplos excepto con el de La LEGO película, al menos tal y como se ha explicado en el artículo. Se podría argumentar que la peli tiene algo de fantasía masculina nerd en la que el personaje friki logra ligar con la chica perfecta e, incluso, que, tomado en serio, el personaje de Wyldstyle es un personaje supergénerico de chica badass y no muy interesante. También está bien traída la semejanza con Trinity y Matrix en general pues la película es una parodia de ese tipo de filme. Pero ahí está la cosa. Se trata de una parodia basada en arquetipos y realmente ninguno de los personajes es muy complejo ni “interesante”, ni siquiera muy original (los únicos personajes originales son secundarios como esta versión de Batman, El astronauta de los ochenta, Unikitty o el poli malo, que no son cien por cien necesarios para la trama, aunque sí son los que le dan “color”).

    El personaje del mentor viejuno o el villano megalómano son típicos de toda peli de acción y el del héroe idiota también es clásico en la comedia. En ese sentido lo que habría que preguntarse es si el personaje de Wyldstyle es menos divertido que sus partenaires masculinos y en cierto sentido, lo es, pero no de manera flagrante. Sus réplicas dan lugar a ciertos momentos de humor y su función es la de ejercer de “payaso serio” un poco al estilo de Shifu en Kung Fu Panda o Leela en Futurama (personajes más interesantes que Wyldstyle, pero Emmett tampoco es tan genial como Fry o Bender).

    Es verdad que Emmett demuestra tener cualidades ocultas y resulta ser el elegido frente a Wyldstyle (un poco al estilo de lo que ocurre con Tigresa y Po en Kung Fu Panda). Pero de ahí a decir que ella se convierte en un incordio, que se haga burla de ella o que tenga que ser constantemente rescatada (esto último realmente no lo recuerdo, aunque puede ser que ocurra en algún momento) hay un trecho. Si se hace alguna burla de ella es bien para demostrar que Emmett es idiota o bien porque una de las maneras de poner comedia en un personaje absolutamente perfecto es que resulte algo redicho o repelente. Pero no creo que en ningún momento del filme quede en duda que ella es más inteligente y más capacitada que Emmett , ni siquiera al final. El resulta ser el elegido porque tiene un talento para inventos aparentemente absurdos que son útiles en las circunstancias, pero no deja de ser un tipo simple y tontorrón y no creo que “deje atrás” a Wyldstyle. Tampoco vi la escena en la que ella deja a Batman como “pedirle permiso”. Creo que no es necesario que le de una patada para dejarle, especialmente cuando Batman es un ególatra con defectos pero tampoco la ha tratado especialmente mal durante el filme.

    Así que dentro del tipo de película que es creo que Wyldstyle tiene casi tanto papel como Emmett y sale bien parada, siendo un personaje igual de entretenido que los masculinos. Es curioso porque , en este caso, si se invirtieran los roles y la protagonista fuera una idiota que salva al mundo por casualidad y él un chico que le saca las castañas del fuego hasta casi el final, probablemente mucha gente (quizá más) lo vería con muy malos ojos, con cierta razón…aunque por otro lado se podría argumentar que sería más original al dar a la chica el papel de protagonista “divertida pero con grandes defectos”. En cualquier caso, tal y como es la película, no veo que ella quede en mal lugar.

    Me gusta

  8. No puedo estar más de acuerdo, a menudo lo pienso cuando entran en escena personajes que tienen buena pinta pero más tarde ya ves venir que no aportará mucho a la trama y será más de lo mismo.
    ¿No crees que el personaje de Evey de V de Vendetta es una excepción? (me refiero a la peli, no al cómic, que no se si difiere mucho).

    Me gusta

    • Sí, puede ser. Me llamó la atención un meme de la serie de Juego de Tronos en el que salía Asha (Yara, meh) Greyjoy en la escena inventada en la que va a salvar a su hermano diciendo “eh, miradme, soy Asha Greyjoy, mato tipos con hachas a pares, soy supermacarra…”, luego suelta a los perros y adiós macarrismo.

      Me gusta

  9. Pingback: Artículos indispensables para construir personajes femeninos de 10 | Logan R. kyle

  10. Pingback: Reseña - La princesa Mononoke – Farenland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s