La cultura de la violación. Guía para el caballero.

Del original A Gentleman’s Guide to Rape Culture de Zaron Burnett III.

Si eres un hombre, formas parte de la cultura de la violación. Y sí, ya sé que suena duro; no eres necesariamente un violador, pero perpetúas comportamientos a los que comúnmente nos referimos como cultura de la violación.

Seguramente estarás pensando «Para quieto ahora mismo, Zaron, ¡ni siquiera me conoces, colega! Como se te ocurra insinuar que me molan las violaciones… No, yo no soy de esos, tío».

Sé cómo te sientes, tuve la misma respuesta cuando me dijeron a mí que formaba parte de la cultura de la violación. Suena fatal, pero imagínate andar por el mundo sin dejar de tener miedo a que te violen. Aun peor, la cultura de la violación no solo es una mierda para las mujeres, lo es para todo el mundo involucrado en ella. Pero no  te obsesiones con la terminología, no te quedes pasmado en las palabras que te ofenden y dejes de lado lo que en realidad quieren decirte. La expresión «cultura de la violación» no es el problema; sí lo es la realidad que describe.

violación dibujo

Los hombres somos los principales responsables y los máximos apoyos de la cultura de la violación.

No somos los hombres los únicos que violamos, como no son las mujeres las únicas víctimas. Hay hombres que violan a otros hombres y mujeres que violan a hombres, pero lo que nos convierte a los hombres en sus máximos responsables es que somos los que cometemos el 99% de las violaciones denunciadas.

¿Y cómo formas parte de la cultura de la violación? Bueno, mira que no me gusta nada decirlo, pero lo haces simplemente por ser un hombre.

Cuando me cruzo con una mujer en un aparcamiento por la noche y ella anda por delante de mí, hago todo lo que creo posible para que a) no se sobresalte b) tenga tiempo de sentirse segura o cómoda y c) en la medida de lo posible, pueda acercarme de manera amistosa para hacerla saber que no soy una amenaza. Y lo hago porque soy un hombre.

Basicamente, me hago cargo de que esa mujer que me encuentro por la calle, en el ascensor, en las escaleras o donde sea se sienta segura; intento que se sienta tan segura como si yo no estuviera allí. Tengo presente que toda mujer que coincide conmigo en un espacio público y no me conoce, me lee como hombre. Un hombre que, en concreto, se encuentra repentinamente a su lado. Tengo que tener en cuenta su sentido de espacio y que mi presencia pueda hacerlea sentirse vulnerable. Y hemos aquí el factor clave, la vulnerabilidad.

No sé vosotros, pero yo no me paso la vida sintiéndome vulnerable. He tenido que aprender que las mujeres pasan la mayor parte de su vida social con constantes e inevitables sentimientos de vulnerabilidad. Paraos a pensarlo un momento. Imaginaos sentir una  constante sensación de peligro, como que tuvierais  la piel de cristal.

Como tipos modernos, lo que hacemos es buscar el peligro; elegimos vivir aventuras y practicamos deportes de riesgo para sentir como que estamos en peligro. En definitiva, bromeamos sobre nuestra vulnerabilidad. Así de diferente vemos el mundo los hombres (ojo, esto lo digo teniendo perfectamente en cuenta que existe una comunidad femenina de deportistas fde riesgo muy dinámica, que también ponen en peligro sus vidas a menudo. Sin embargo, ellas no tienen que ponerse exclusivamente en situaciones de adrenalina para sentir el peligro).

 violación enfermo

Soy prácticamente abstemio y, podría decir, sólidamente, que llevo buenas pintas, lo que quiere decir que, andando solo por la noche muy raramente temo por mi seguridad. Algunos sabréis lo que quiero decir con esto. Muchas mujeres no saben lo que es moverse libremente por el mundo a cualquier hora del día o la noche y sentir que no va a haber ningún problema; de hecho, lo que sienten estas mujeres es lo contrario.

Una mujer siempre tiene que pensar adónde va, a qué hora irá, a qué hora llegará, a qué hora volverá, qué día de la semana es, si se quedará sola en algún momento… y así sigue la cosa, porque hay más elementos que me estoy dejando en el tintero. Yo, honestamente, no tengo que pensar mucho sobre lo que tengo que hacer para estar a resguardo en cualquier momento de mi vida. Me deleito con la libertad de la que dispongo para levantarme e ir de aquí para allá de día, de noche, llueva o haga sol, a cualquier parte de la ciudad. Si queréis llegar a entender la cultura de la violación, recordad que la mitad de la población no disfruta de esta libertad.

Estos son los motivos por los que intento usar una expresión corporal transparente y por los que trato de actuar de tal manera que los miedos y demás sensaciones que las mujeres puedan sentir al respecto se reduzcan. Os recomiendo encarecidamente que hagáis lo mismo. Os lo digo en serio, es lo mínimo que cualquier hombre podemos hacer en espacios públicos para que las mujeres se sientan más cómodas en este mundo que compartimos. Basta con que las tengáis en cuenta tanto a ellas como a su espacio personal.

Pensaréis que es injusto que paguemos justos por pecadores, que tengamos que cambiar nuestros hábitos por el comportamiento de otros tipos, pero, ¿sabéis qué? Tenéis razón, es injusto, ¿pero es culpa de las mujeres? ¿O es más bien culpa de aquellos tipos que actúan de manera infame y nos hacen quedar mal a los demás? Si te preocupa la justicia, descarga tu rabia sobre los tipos que hacen que tanto tú como tu forma de actuar sea cuestionable.

En el momento en que un hombre es sometido a evaluación; es decir, cuando se trata de determinar lo que un hombre es capaz de hacer, una mujer presupondrá lo que eres bien capaz de hacer. Desafortunadamente, esto implica que a los hombres se nos juzgará a partir de nuestro peor ejemplo. Ah, y si piensas que este uso de estereotipos es un asco, ¿cómo reaccionarías tú al encontrarte a una serpiente en el campo, eh?

¿No la tratarías como a una serpiente? Esto no es estereotipar, es juzgar a un animal por lo que es capaz de hacer y por el daño que es capaz de infligir. La ley de la jungla, tronco; eres un hombre, y las mujeres te tratarán como tal.

Es responsabilidad tuya ese miedo, razonable y comprensible, que se tiene de los hombres. Es verdad que no lo creaste, como tampoco creaste tú las autovías. Algunas cosas que heredamos de la sociedad molan, otras son cultura de la violación.

20130807_121852_1357623877_0

Como ninguna mujer puede juzgar de manera acertada tus intenciones a primera vista, presupondrá que eres como los demás tipos. En el 73 por ciento de las violaciones, las víctimas conocían a su agresor, así que, si ni siquiera pueden fiarse ni juzgar acertadamente las intenciones de hombres a los que ya conocen, ¿cómo esperas que vayan a hacerlo contigo, un completo desconocido? La prevención de las violaciones no pasa porque las mujeres se eduquen en cómo evitarlas, sino en que los hombres no las cometan.

Para prevenir las violaciones, un hombre debe entender que un «no» nunca es un «sí», que cuando una mujer se encuentra bajo los efectos del alcohol o de alguna droga y se ve incapaz de articular palabra no es un «sí» o que estar en una relación no implica un «sí» automático. Dejemos de concentrarnos en cómo las mujeres pueden evitar ser violadas o cómo la cultura de la violación hace sospechosos a hombres inocentes, ciñámonos a lo que, como hombres, podemos hacer para evitar que se cometan violaciones: desmantelar las estructuras que las permiten y modificar las actitudes que las toleran.

Ya que formas parte de ella, tienes el deber de saber lo que es la cultura de la violación.

causes-of-rape

Extraído de la página de Marshall University’s Women’s Center:

La cultura de la violación es el entorno en el cual la violación ostenta una posición preponderante y en la cual la violencia sexual infligida contra la mujer se naturaliza y encuentra justificación tanto en los medios de comunicación como en la cultura popular. La cultura de la violación se perpetúa mediante el uso de lenguaje misógino, la despersonalización del cuerpo de la mujer y el embellecimiento de la violencia sexual, dando lugar a una sociedad despreocupada por los derechos y la seguridad de la mujer.

La primera vez que una mujer me dijo que formaba parte de la cultura de la violación, me posicioné en contra por motivos evidentes. Como muchos de vosotros, quise decir «Eh, a mí no me metas», pero, en vez de eso, la escuché. Más tarde, fui a ver a una escritora a la que admiro y la pedí que escribiera un artículo conmigo en el cual explicara la cultura de la violación específicamente para mí y para lectores hombres. Dejó de contestarme a los correos.

En primer lugar, me molesté. Más tarde, cuando quedó claro que de ninguna manera iba a obtener respuesta,me terminé de cabrear. Por suerte, sé evitar responder en caliente, los truenos impresionan pero es la lluvia la que en realidad nutre la vida, así que dejé que amainara la tormenta y me paré un momento a pensar. Di un paseo, uno de esos que hacen que se me encienda la bombilla.

A manzanas de mi casa, enfrente de un lavadero de coches, se me encendió. Si tanto me importaba la cultura de la violación, necesitaba salir a descubrirla yo mismo. Ninguna mujer me está en deuda conmigo por el hecho de que quiera saber algo que ella inherentemente  ya comprende. Ninguna mujer debe verse en la obligación de explicarme la cultura de la violación solo porque quiera saber lo que es. Ninguna mujer me debe una mierda. He vivido cómo me recorría profundamente el deseo de que una mujer me satisficiera. Incluso mi curiosidad, una de las cualidades de las que me enorgullecía, estaba contaminada de esa presunción androcéntrica omnipresente en la cultura de la violación. Lo que esperaba era que me satisficieran, y esa actitud es un problema. Así que empecé a leer y seguí hasta que entendí la cultura de la violación y mi lugar en ella.

Adjunto aquí una enumeración de ejemplos de cultura de la violación.

  • Echar la culpa a la víctima («lo iba buscando»).
  • Dulcificar las agresiones sexuales («Estos hombres…»).
  • Hacer chistes sexualmente explícitos.
  • Tolerar el acoso sexual.
  • Inflar las cifras de denuncias de violación falsas.
  • Elaborar un estudio sobre los hábitos de vestimenta, salud psíquica, motivaciones e historial de la víctima de carácter público,
  • Violencia de género gratuita en películas y televisión.
  • Definir la «masculinidad» como dominante y sexualmente agresiva.
  • Definir la «feminidad» como sumisa y sexualmente pasiva.
  • Presionar a los hombres para que «consigan sus metas».
  • Presionar a las mujeres para que «estén alegres».
  • Presuponer que solo violan a mujeres promiscuas.
  • Presuponer que no hay hombres violados y que los que hay son «débiles».
  • No tomarse en serio las acusaciones de violación.
  • Enseñar a las mujeres cómo no ser violadas en vez de enseñar a los hombres a no violar.

Ahora que ya sabes lo que es, ¿cómo puedes actuar dentro de esta cultura?

  • Evita el uso de lenguaje que despersonalice o degrade a las mujeres.
  • Alza tu voz si oyes a alguien contar un chiste ofensivo o que dulcifica la violación.
  • Si una amiga te dice que la han violado, tómala en serio y apóyala.
  • Mantén un pensamiento crítico con los mensajes que te llegan de los medios de comunicación sobre mujeres, hombres, relaciones y violencia.
  • Respeta el espacio ajeno incluso en situaciones distendidas.
  • Mantén comunicación constante con tus parejas sexuales, no presupongas el consentimiento.
  • Define tu propio concepto de masculinidad o femineidad. No dejes que los estereotipos guíen tus actos.

Rape-culture-pic

¿Qué otras cosas puedes hacer en relación a la cultura de la violación cuando la experimentas en la vida real?

  1. Enfrentarte a otros hombres

No hablo de violencia, más bien eso es lo que tenemos que intentar evitar. Sin embargo, en ocasiones un hombre tiene que enfrentarse a otro hombre, por separado o en grupo, en determinadas situaciones. Cuando estoy en un espacio público y veo a otro hombre acosar a una mujer, me paro y me aseguro de que la mujer en cuestión me ve. Busco que se dé cuenta de que soy perfectamente consciente de la situación y espero que me de una señal explícita de ayuda. A veces, la pareja continúa peleando como que fuera invisible, pero en otras ocasiones, la mujer me hace ver que necesita apoyo e intervengo. Nunca he tenido que ponerme violento; en ocasiones mi sola presencia hace que el tipo se vaya si es desconocido o se explique si ya nos conocemos de antes. En resumen, la dinámica cambia. Por esto me detengo cuando veo que otro tipo está molestando en público a una mujer. Por alguna razón, me aseguro de que cualquier mujer, en lo que podría convertirse en una situación violenta (una situación que podría estar juzgando correctamente o no) encuentre la oportunidad para hacerme notar que necesita ayuda. Tengo una hermana pequeña, esa respuesta es prácticamente instintiva en mí.

Sin embargo, no solo hago esto con las mujeres. También he actuado así en una discusión afectiva entre dos hombres. Siempre que contemples una situación que parece salirse de control, y especialmente si están atacando a alguien o ese alguien pide ayuda, debes inmiscuirte. No significa entrar como un elefante en una cacharrería, sino hacerte partícipe, involucrarte, tomar nota de información pertinente, alertar a las autoridades, llamar a la policía, etc. Hacer algo, vaya.

  1. Corregir a otros hombres

Si otro tipo empieza a farfullar atropelladamente cosas ofensivas delante de ti, puedes actuar incluso si no hay cerca nadie de la comunidad sobre la que recae la ofensa. También vale para cuando alguien usa lenguaje misógino: levanta la voz, dile a tu amigo o a tu compañero de trabajo que los chistes de violaciones son basura y que no los vas a aguantar.

Hazme caso, no vas a perder tu «carnet de hombre». Aun así, si eres mayor de diecinueve y todavía te preocupa el carnet de hombre, tampoco es que tengas ni idea de lo que va la masculinidad respetable. No tiene nada que ver con ningún tipo de aprobación intelectualoide ajena, tiene que ver con que seas «tu propio modelo de hombre» y hagas las cosas bien. Te sorprenderá la cantidad de hombres que te guardarán respeto por hacer aquello que ellos no se atrevieron a hacer, lo he escuchado miles de veces. No soy la Liga de la Justicia, pero he discutido, discuto y seguiré discutiendo con manadas y manadas de tipos. Más tarde, algunos de esos tipos se me acercarán y me dirán el respeto que les infunde lo que hice. Siempre les respondo que, cuantas más veces repitas, cada vez es más fácil levantar la voz. Lo prometo, es cierto.

No quiero decir con esto que hay que haya que ir haciendo marcaje a todo el mundo. No intento hacer que todo el mundo viva según mis ideas, nadie necesita que le digas lo que piensas sobre cada cosa que dicen y si es acorde a tu criterio de conciencia social. Sin embargo, cuando otro tipo dice alguna gilipollez y te das cuenta ―esos chistes están a la orden del día―puedes hacerle notar que ni su chiste de violaciones ni su siempre sabia analogía del «todas putas» pasan la prueba.

  1. Hacer reflexionar a otros hombres

Pongámoslo así: estás en un grupo de hombres y uno de ellos empieza a chillarle a una chica. Muy sencillo, dile que deje de hacer el gilipollas. No te conviertes en un macarra si alzas la voz por la mujer, siempre y cuando no trates de conseguir puntos ante ella por defenderla, claro; si evitas eso, no estarás actuando como el caballero de brillante armadura. No, estarás haciendo lo correcto. Ninguna mujer necesita  que le chille un payaso sexista solo porque el pobre tipo no da para más. El piropeo es una de las peores exhibiciones de la sexualidad masculina que existen, y esos imbéciles nos hacen quedar como simples espantapájaros. ¿Lo pilláis, no? Hay que ponerle fin a estas soplapolladas.

Mediante construcción personal fue como conseguí levantar la voz ante un grupo de hombres. Tienes que hacerlo, más que nada por respeto a ti mismo. De otra manera, no eres más que otro tipo patético que permite que otro hombre maltrate a una mujer delante de ti. Cuando un menda piropea y no lo haces notar, lo que acaba de pasar es que él la ha tratado como un objeto sexual barato para su propia satisfacción y a la vez te ha convertido en ese macarra que está deseando que ocurra otra situación de maltrato en tu presencia para que la ratifiques mientras no dices una palabra.

¿Qué pensaría tu abuelo si te viera en esa situación? ¿Estaría orgulloso? ¿Estás orgulloso de ti mismo? El orgullo masculino solo vale para una cosa: para mejorar personalmente. No seas ese macarra silencioso que se mimetiza con la masa para recibir su aprobación. Levanta la voz cuando alguien piropee a una mujer enfrente de ti, dile que se calle la puta boca. Como hombre, tienes poder, úsalo, los hombres respetamos la convicción.

  1. Es nuestro trabajo establecer normas para nosotros mismos y, de esta manera, para los hombres en general.

Pensarás «Zaron, tío, espabila, tronco. El piropeo no es para tanto, ¿no estamos haciendo una montaña de ello? A algunas mujeres les gusta». Igual tienes razón, igual a algunas les gusta, pero eso no importa, a mí me gusta conducir a toda hostia, a mi sobrino le gusta fumar hierba por la calle, pero ninguno de los dos estamos habilitados para hacerlo. Así funciona el pertenecer a esta sociedad: si encuentras a una mujer que le guste que la piropeen, ve y hazlo, pero de puertas para adentro, no en público. Ahí, respeta su espacio, tanto físico como psíquico,

No te limites a ser un hombre, sé un ser humano, una persona con integridad y honor.

Cuando eventos como #YesAllWomen surgen en nuestros debates culturales y las mujeres de todo el mundo comienzan a compartir sus experiencias, sus traumas, sus historias y sus puntos de vista personales, nosotros, como hombres, no debemos inmiscuirnos en ese debate. Lo que tenemos que hacer es escuchar y reflexionar, que sus palabras cambien nuestra forma de ver el mundo. Nuestro trabajo ahí está en preguntarnos cómo podemos hacer mejor las cosas.

Para ver contenido diario, podéis seguirme también por Facebook en Demonio Blanco y por Twitter (@DemonioblancoTT).

 book-pic-4

Anuncios

458 comentarios en “La cultura de la violación. Guía para el caballero.

  1. DESPUES DE LLER TODA LA “REFLEXION” Y SUS ARTICULOS ESTA MAS QUE CLARO QUE LOS HOMBRES NO SOMOS LOS UNICOS QUE DEBEMOS CAMBIAR….SI NO TAMBIEN LAS MUJERES… ASI QUE PORFAVOR YA BASTA DE HECHAROS LA CULPA ENTRE UNOS Y OTROS Y DE UNA BUENA VEZ ASUMIR QUE LA CULPA DE LA PERPETUACIÓN DEL CIRCULO ES DE AMBOS GENEROS. MUJERES VISTANSE COMO QUIERAN Y SEAN DIRECTAS EN SUS INTENCIONES NADA DE ME HAGO A LA DIFICIL PARA CONSEGUIR ALGUIEN Y DEL MUCHAS VECES “CIERTO” “SI ES NO” (NO ES LA REGLA PERO HAY OCASIONES QUE MUCHAS LO UTILIZAN, ME ENFERMA EL JUEGUITO ESE , EN VEZ DE SER DIRECTAS. HOMBRES DEJEN DE SER CERDOS CHOVINISTAS QUE CREEN “TODO EL TIEMPO” QUE EL NO ES SI; COMO ALPRINCIPIO HABLAN NO TODOS SON ASI…PERO POR AGUNOS SE LOS GENERALIZA IGUAL PASA CON LAS MUJERES NO TODAS UTILIZAN EL SI-NO PERO OTRAS SI. AMBOS DEJEMOS PORFAVOR DE BOBADAS..LAS COSAS CLARAS..DE FRENTE NO HAY POR QUE SENTIRSE MAL SI SE LES PREGUNTA SI QUISIERAN DE FRENTE TENER RELACIONES SEXUALES Y NO HAY PORQUE SENTIRSE MAL U OFENDIDOS SI DE FRENTE SE LES RESPONDE “NO GRACIAS”

    Me gusta

  2. Lo primero enhorabuena por el artículo, ya que incita a pensar y a plantearse las cosas. Lo segundo, pese a que me parece un buen escrito, no estoy de acuerdo con algunas cosas.

    Hay algo que recalcas repetidas veces y que es innegable: las mujeres tenemos miedo cuando vamos por la calle. Yo misma, por ejemplo, que me considero valiente y que odio ir con miedo por la ciudad, he tenido momentos en los que no he podido evitarlo, como ir por una calle solitaria y no de muy buena fama por la noche y que de repente aparezca un hombre. Si encima tiene “malas pintas”, el miedo se multiplica.
    También es cierto que algunos hombres, lejos de ser violadores, tienen algunas actitudes que pueden hacer sentir miedo a las mujeres, como gritar como un verdulero piropos a las chicas que pasan por la calle o, como me pasó a mí hace poco, que un hombre, en plena noche, me persiguió porque “quería conocerme”. Yo me dí la vuelta y me enfrenté a él, no sentí ningún miedo porque estaba en una zona transitada, reconozco que si hubiese sido en un lugar solitario es posible que me hubiese asustado.
    Quizá es bueno que los hombres se den cuenta de que ciertas actitudes innecesarias que, en muchas ocasiones hacen para “reafirmar su masculinidad” pueden asustar mucho a las mujeres y, como yo creo que la mayoría de las veces buscan sólo hacer la gracia, estaría bien que reflexionasen y se lo pensaran dos veces.

    PERO
    en el artículo mencionas algo que yo niego profundamente. Cito:

    “Cuando me cruzo con una mujer en un aparcamiento por la noche y ella anda por delante de mí, hago todo lo que creo posible para que a) no la haga sobresaltarse b) tenga tiempo de sentirse segura o cómoda y c) en la medida de lo posible, pueda acercarme de manera amistosa para hacerla saber que no soy una amenaza. Y lo hago porque soy un hombre.
    Basicamente, me hago cargo de que esa mujer que me encuentro por la calle, en el ascensor, en las escaleras o donde sea se sienta segura; intento que se sienta tan segura como si yo no estuviera allí.
    […]
    Estos son los motivos por los que intento usar una expresión corporal transparente y por los que trato de actuar de tal manera que los miedos y demás sensaciones que las mujeres puedan sentir al respecto se reduzcan. Os recomiendo encarecidamente que hagáis lo mismo. Os lo digo en serio, es lo mínimo que cualquier hombre podemos hacer en espacios públicos para que las mujeres se sientan más cómodas en este mundo que compartimos. Basta con que las tengáis en cuenta tanto a ella como a su espacio personal.”

    He leído comentarios acerca de que para que haya igualdad, se deben renunciar a los privilegios, Por tanto, si en tu texto estás presuponiendo que los hombres deben actuar de determinada manera, ser caballerosos, tratar de manera paternal a las mujeres… ¿No estás levantando un muro de desigualdad? Las mujeres debemos defendernos por nosotras mismas, superar los miedos, que NO son culpa de nadie más que de la sociedad y prejuicios de los que vivimos rodeados, por nosotras mismas. Si los hombres podéis hacer frente a los peligros solas, nosotras también.
    En fin, agradezco el esfuerzo que haces por comprender a las mujeres, me parece de muy buena fe y de un buen intento de ponerse en nuestro lugar. Pero siento decirte que algunas cosas que has escrito me parecen profundamente machistas por las razones que ya he expuesto. Una señorita llamada Natalia ha escrito esto: “Pues des de mi punto de vista, el discurso de que la mujer se siente insegura y vulnerable todo el tiempo es extremadamente MACHISTA. Soy mujer y no vivo constantemente preocupada por si voy sola por la calle o quien me puede hacer daño. No me siento vulnerable. No temo a los hambres y tampoco los necesito a mi lado para que me protejan.” Estoy 100% de acuerdo.

    Y una última cosa, que los hombres no van por miedo por la calle, no es verdad, simplemente tenéis miedo a otras cosas: que os atraquen, que os apuñalen, que os den una paliza… Me parece que, igual que las mujeres pueden tener miedo, los hombres también están en todo su derecho de sentirlo.

    Un saludo y enhorabuena otra vez por este artículo que invita a reflexionar.

    Me gusta

    • Yo creo que el texto especifica en concreto lo de alejarse de la caballerosidad: “No te conviertes en un macarra si alzas la voz por la mujer, siempre y cuando no trates de conseguir puntos ante ella por defenderla, claro; si evitas eso, no estarás actuando como el caballero de brillante armadura”. Creo que todo versa en una forma de dar ejemplo a otros hombres, a mostrar el espacio que ocuptamos y no respetamos, porque nos han enseñado que TODO el espacio (público) es nuestro, que las mujeres sois visitantes en él y por eso habéis de ser juzgadas. Por otro lado, dices que “Las mujeres debemos defendernos por nosotras mismas, superar los miedos, que NO son culpa de nadie más que de la sociedad y prejuicios de los que vivimos rodeados”. ¿Acaso no pertenecemos los hombres a esa sociedad y somos los máximos responsables de que se mantenga el statu quo?.

      Muchas gracias por tu aportación. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

      • “Creo que todo versa en una forma de dar ejemplo a otros hombres, a mostrar el espacio que ocupamos y no respetamos, porque nos han enseñado que TODO el espacio (público) es nuestro, que las mujeres sois visitantes en él y por eso habéis de ser juzgadas.”
        Desde luego, si a ti como hombre te han “enseñado” o hecho sentir que el espacio público es tuyo y que las mujeres somos meras visitantes en él, me parece genial que te reveles contra eso, porque es una de las cosas más machistas que he escuchado en mi vida. De todos modos, seguro que te parece una buena noticia, la mayoría de los hombres de mi entorno no piensan ni lo sienten de ese modo (al menos yo no lo noto así).

        Por supuesto, los hombres pertenecéis a esta sociedad y el hecho de que las mujeres tengan miedo es porque saben que hay violadores. Lo que quería decir es que no creo que los hombres no violadores tengan que hacer algo para que la mujer lo supere, para que la mujer asustada que se encuentren una madrugada deje de estar tensa, no creo que haya nada de malo en que el hombre siga su camino tranquilamente, sin más. Si una mujer está asustada de salir a la calle por la noche, tanto que eso le supone un problema, debe superar sus miedos por ella misma, por ejemplo aprendiendo defensa personal o llevando un spray de polvos pica-pica o algo que la tranquilice. Aunque para mí, lo ideal, es aprender a enfrentar los miedos y que no supongan gran problema. No deben esperar recibir cierto trato de los hombres o que ellos lleven a cabo ciertas actuaciones, deben aprender a enfrentarse a los peligros ellas solas. Por supuesto mucho más ideal sería que no existiesen tales miedos porque no hubiese violaciones, pero mucho me temo que la erradicación completa de las violaciones es imposible hoy en día. Creo que si una mujer aprende a ser valiente y enfrentarse a sus miedos por sí misma, eso le transmitirá a sus hijas (si quiere tener hijos) y poco a poco, las chicas dejarán de ir tan asustadas por la calle e irán valiéndose por sí mismas, en ese sentido, poco a poco (junto con transmitir a los chicos máximo respeto por las mujeres).

        Esto no quiere decir que si ves a un hombre violando a una mujer no vayas a defenderla. Yo, siendo mujer, creo que también haría lo mismo.

        Muchas gracias por tu contestación.
        Un saludo.

        Me gusta

      • La autodefensa siempre tiene que existir, eso está claro, pero no vale de nada que sea un fin si por cada violador que se desolla, 2 más están gestándose en esta cultura. Es decir, de poco sirve que una mujer sea valiente y se enfrente a esos peligros si el statu quo permanece (aunque ese enfrentamiento lo haga tambalear, eso sí).

        Muchas gracias por exponer tu punto de vista. Saludotes.

        Me gusta

  3. Yo creo que el tema de “La cultura de la violación” no es tan sencillo. Es cierto, las mujeres se sienten vulnerables, pero ¿Por qué?

    A mi, desde pequeño, siempre me han dicho “a las mujeres hay que defenderlas”, “a las niñas no se les pega”, “si eres un hombre tienes que tratarlas bien…”, etc, etc… Y lo llevo escuchando toda mi vida. Nunca escuché “hay que defender a los débiles” o “no pegues a tus compañeros de clase”, solamente una y otra vez: A las mujeres hay que protegerlas. Y hoy lo he vuelto a leer en esta entrada: Tenemos que hacer que las mujeres se sientan bien.

    Un día me pregunté: “¿Por qué hay que defender a todas y cada una de las mujeres por el hecho de ser mujeres?” Y solo tenía una respuesta posible. Si todas las mujeres necesitan ser defendidas, es porque todas las mujeres son débiles.

    Esto, es obviamente incierto.

    Pero seguimos haciendo una “cultura” de la defensa de la mujer y, por tanto, de la debilidad de la mujer.

    La mujer, en la realidad, no está indefensa. O no lo está mucho más que un hombre. Apelar una y otra vez a la fuerza física del hombre no tiene sentido. Una mujer puede golpear, una mujer puede empujar y una mujer puede correr igual que lo hace un hombre. Existen diferencias en la cantidad de masa muscular de forma general, pero en una situación de asalto aleatoria esto no es tan relevante. No hablemos, por supuesto, en una situación de borrachera.

    Finalmente, los hombres no atacan a mujeres porque sean individualmente más débiles que ellos, sino porque tienen convencimiento de que TODAS las mujeres son más débiles que ellos, por lo tanto, no existe un riesgo de autodefensa y no pierden nada por intentar el asalto.

    Por esto, en mi opinión, la cultura de la defensa de la mujer es sinónimo de cultura de la debilidad de la mujer. De esta manera, al ser patriarcal, favorece la cultura de la violación.

    Le gusta a 2 personas

    • Disculpame, pero estás equivocándote… las mujeres SÍ somos más débiles que los hombres en cuanto a lo físico. Es verdad que no todas, pero te recuerdo que la mayoría de nosotras no nos sentimos atraídas por el fisico-culturismo.
      Y te voy a dar un ejemplo, que no sólo es un hecho real sino que lo es de mi vida:
      Mi mamá practica karate desde los 8 años, mi papá lo hace desde los 15; mi mamá llegó hasta el cuarto dan del citurón negro, mi papá hasta el tercero.
      Sabés quién violó a quién, después de 13 años de matrimonio? Sabés a quién le rompieron la cara y re cagaron a palos en un descampado?
      Mi mamá se defendió, pero mi papá tiene más fuerza, biológicamente es así.
      Las mujeres SOMOS débiles frente a los hombres, no podés decir lo contrario.
      Pero sí tenés razón en algo: tendrían que educar A TODOS para proteger AL DÉBIL, no sólo a la mujer por ser débil. Así nos ahorraríamos otros tipos de violencia como el bullying, y no sólo la violencia de género.

      Le gusta a 3 personas

      • Compañera, pensamientos como ese son los que justifican la dependencia y la falta de autodeterminación de las mujeres frente a los hombres y la supuesta superioridad de los hombres sobre el resto. Quiérete. Ninguno es más débil que el otro, sencillamente los hombres y mujeres somos distintos y diversos, con relación al otro sexo e incluso entre nosotros mismos. Pero en tanto seres humanos todos debemos tener los mismos derechos y posibilidades, no tiene por qué protegerse al débil sino más bien CAMBIAR LAS CONDICIONES QUE LE HACEN SER CONSIDERADO COMO DÉBIL En este caso, se trata de cambiar ese tipo de concepciones asumidas culturalmente, de que la mujer es débil frente al hombre, que a la mujer “ni con el pétalo de una rosa”, etc. Y comenzar a considerarnos desde lo que somos, desde nuestras potencialidades, capacidades y particularidades como seres humanos, todas válidas, valiosas e importantes tanto en un sexo y el otro. Es lo que se llama EQUIDAD: considerar a cada quien con sus posibilidades, capacidades y limitaciones. Eso no nos hace más débiles, sencillamente nos hace HUMANAS. En tal caso podríamos decir también que al hombre se le hace, en muchos aspectos, a lo largo de su vida social, más débil que a la mujer; en lo emocional, en lo psicológico, en las relaciones con el resto de la sociedad: “los hombres no pueden llorar”, “los hombres son quienes deben llevar el pan a la casa”, “los hombres deben ser exitosos”, “los hombre son quienes deben dar el primer paso en una relación”. Este tipo de tabués, paradigmas y prejuicios colocan a los hombres en una situación de pobreza espiritual, de represión emocional y psicológica profunda y limitanel libre y pleno desenvolvimiento de todos los ámbitos que le componen como humano. Lo que tu padre hizo con tu madre es producto de esa pobreza espiritual, que además es prácticamente convertida en ley por un sistema que nos hace creer, precisamente, que el modelo de lo masculino es lo superior y de lo cual se desprende todo (muestra de ello es la biblia, la lectura que nos dan de la historia, donde los hombres son casi siempre los protagonistas, los que descubren, los que llevan a cabo los grandes logros; nuestra propia forma de expresarnos cotidianamente a través de nuestro lenguaje, el rol que se le asigna culturalmente a la mujer en la sociedad: ser débil, tonto, vacuo, destinado a la casa y la sartén…) El problema entonces no es que tu papá sea superior o menos débil que tu mamá, sino que él haya podido hacerle eso sin que tu madre pueda defenderse, sin que la sociedad haga algo al respecto y, peor aún, sintiendose en derecho de ello (porque si no no lo hubiera hecho), sin que él reflexione y cambie su conducta al respecto. Eso es lo que debemos cambiar.

        Me gusta

      • Quiero ver a Karina agarrarse a trompadas con un tipo que te doble la estatura y la masa muscular… a ver quien se “viola” a quien… Karina cariño… FISICAMENTE si somos más débiles contra un hombre de nuestra edad… por decir algo, un hombre y mujer de 30 años que se agarren a golpes… a menos que la mujer sea más fórnida que el hombre obviamente la mujer ganará… pero… Casi todos los hombres te dan una arrastrada, te lo digo por experiencia que yo he sido muy violenta y me he agarrado a golpes con ellos… solo les pude ganar hasta la secundaría… ya no crecí más y a ellos se les desarrollaron más los músculos (y eso que yo también hacia ejercicio) y con TODOS perdí xD… me retiré de las peleas porque siempre era yo la que perdía a los golpes “de verdad”.

        En otros ambitos como lo intelectual si concuerdo contigo que somos capaces de razonar “a su mismo nivel”… incluso segpun estudios de no sé donde decían que la mujer era más inteligente por cosas “fisicas” como el tamaño del cerebro y las conexiones en este y blah blah blah… ni idea si sean ciertas pero ya vez.

        Me gusta

  4. “TODOS LOS HOMBRES SON VIOLADORES EN POTENCIA”
    Hay una frase que siempre me ha cabreado, y mientras entiendo el contexto no me deja de molestar, esa frase de “Vivimos en una sociedad que le enseña a las mujeres a no ser violadas en vez de enseñarle a los hombres a no violar”

    Esta frase me cabrea siempre en el sentido de que: No se trata de enseñarle a los hombres a no violar, se trata de enseñar a TODO SER HUMANO a ser respetuoso con el prójimo y a aceptarlo.
    Cuando entendamos esto, daremos tajo a muchas expresiones de agresión en todos lados, desde los bravucones, el racismo, las violaciones, etcétera.

    Yo concuerdo contigo y creo que a futuras generaciones se puede lograr un cambio. Pero también creo que este momento social está podrido en muchos sentidos, y, tómalo de alguien que vive en Michoacán, cuando camino de noche, CUALQUIER PERSONA ES PELIGROSA. Inclusive la policía (Esos aún más)
    Por eso mi postura sí es la de enseñar a TODOS a no violentar, pero también de enseñar a todos a CUIDARSE.

    El asunto de la ropa provocativa, el beber en exceso, etc, Me es equivalente en mi contexto cultural a vestirse con ropa bonita y traer un accesorio como una chamarra imitación piel o un reloj que “parezca” de calidad. Aunque no lo crean, en las dos veces en mi vida que me he vestido elegante y se me ha ocurrido llegar a un bar en un barrio relativamente seguro de la ciudad, me ha tocado un intento de asalto con pistola y una bola de “cholos” con navajas. Siempre que salgo intento irme lo más humilde posible y aún así, me ha tocado verme envuelto en esos rodeos.

    Dicen que cuando a uno le toca ni aunque se quite, pero carajo, ¿por qué ponernos en el “tocadero”?
    Si ya sabemos que la gente es mugre, pues cuidarnos es lo mejor que podemos hacer. Lo de la ropa provocativa, siempre he pensado que se vistan como quieran, pero que vayan a lugares seguros, consideren con quien van a estar, y no se excedan. Simple y sencillamente por cuidarse y porque puede haber asaltantes, violadores, ladrones, secuestradores y demás gente que actúan con malicia.

    No me pueden negar que entre mujeres no se violentan las unas a las otras con sus críticas, hablando a espaldas una de otra, con rechazos etc. Al igual que entre hombres hay actos de violencia, que son el “si lloras eres marica”, “debes hacer esto por que eres hombre”, no puedes hacer lo otro… y ni siquiera entremos en la violencia por gustos sexuales porque, carajo, nunca acabaríamos.
    Si continuamos tomando los problemas por género, continuaremos actuando por géneros y la violencia no se acabará.

    Como SERES HUMANOS, nos toca cuidarnos a nosotros mismos y a otros seres humanos, Y fin de la discusión. El asunto de género lo entiendo, así como que por ser hombre ya formo parte de esta “cultura de violación”, pero creo que PARA SOLUCIONARLO NECESITAMOS DEJAR DE VER EN GÉNEROS y empezar a ver como seres humanos que somos, solo así, entenderemos que TODOS merecemos bienestar y seguridad.

    Le gusta a 2 personas

    • Demasiado buenrrollista. Hablas del “ser humano” cuando deberías hablar del cishombre blanco heterosexual. Lo siento, pero los zulúes no fueron los responsables del genocidio de medio mundo como las mujeres no lo son de la opresión de la mitad de la población. Con ese comentario solo estás apoyando el mantenimiento del statu quo y humillando a las víctimas. Ah, para acabar, una pregunta, y ojo, que parafraseo a gente de México que ya me ha escrito: ¿Cuántos asesinatos de hombres en México han sido precedidos por mutilación sexual y violación? ¿Y de mujeres?. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

      • ¿Por qué siempre usan como excusa “ropa provocativa”? ENTIENDAN QUE ES SOLO ROPA!
        ROPA NADA MAS QUE AGREGAR, Si una mujer usa peto es porque quiere usar peto nada mas qué eso. Si tú no sabes controlarte y pensar que es una invitación estás bien mal de la cabeza

        Le gusta a 1 persona

      • No, los zulues (ponga aquí la cultura tribal o pueblo indígena a su gusto) fueron responsables del genocidio de las tribus vecinas. Ya estoy hasta las pelotas de escuchar chorradas sobre genocidios cuando los mayas o aztecas (por poner dos simples ejemplos) masacraban y algunos de ellos sacrificaban pueblos enteros en honor de sus dioses.

        Ya sois muy cansinos con el diablo blanco y el santo indígena que no mata ni una mosca.

        El ser humano es humano y genocida con cualquier cultura ajena. Sin distinciones.

        Respecto a tu “artículo” es lo más triste y, curiosamente, machista que he leído en mucho tiempo.

        Le gusta a 2 personas

      • no se porque dices que es demasiado buen rollista, a mi me parece un comentario bastante cuerdo. Me parece que como humanidad no hemos sabido encarar el tema de la violencia integralmente. Siempre la estamos dividiendo en “ismos” machismo, racismo, sexismo…etc. Simplemente no podemos encarar el tema de la violencia como un todo como si las diferentes manifestaciones de la violencia fueran cosas totalmente distintas y separadas, es cierto que por un tema de cultura e historia van apareciendo diferentes manifestaciones de violencia, pero.decimos :”no a la violencia contra la mujer”, “no a la guerra”, “no al maltrato animal”, “no al racismo”, “no a la homofobia”, “no a la violencia contra el niño” es que no son, en escencia, lo mismo??? Violencia, compulsion por dominar, someter, una actividad egocentrica que implica no contemplar al otro o a lo otro, de no empatizar, etc???? Se entiende el punto?

        Me gusta

  5. juzgar… es complicado… y echar la culpa, es lo más fácil.
    Pero si analizamos el origen de la vida (en lo sexual), el espermatozoide “penetra” sin el consentimiento del ovulo para generar vida… creo que eso se parece mucho a una violación… y de ahí venimos.
    Pero, mejor, que lance la primera piedra el/la que nunca forzó nada.
    y ojo!
    no apruebo ni desapruebo… simplemente observo.

    Me gusta

  6. Todo lo anterior es una gran falacia y carente de una linea racional de planteamiento. ¿Un niño por ser del genero masculino y futuro hombre es a priori un ” integrante” de la cultura de la violación? .. por favor…es absurdo.
    Este espacio llega al absurdo a tal punto que se podría considerar el acto de “flirtiar” como parte de la cultura de la violación.
    Además otro error. Los hombres no cometen el 99% de las violaciones, sino que es el 100% de ellas. La doctrina Jurídica penal global a concluido que la violación consiste en la introducción de un pene HUMANO (las mujeres no tienen pene) en la zona oral, vaginal o anal, sin consentimiento. por tanto, solo los hombres pueden ser victimarios de este delito. Y si quieres replicar el argumento anterior diciendo: “pero una mujer puede introducir un palo o un fierro o un pene ANIMAL en la zona anal por ejemplo, y por tanto sería violación”. Pues eso es incorrecto, ya que siendo un delito sexual, no es violación, caería dentro de los delitos calificados como abusos sexuales o abusos sexuales calificados.

    Las cosas como son. Los únicos que pertenecen a esta supuesta cultura son los propios violadores y pervertidos sexuales.

    Le gusta a 1 persona

    • Si no se es parte de la solución, se es parte del problema, y yo creo que si bien es cierto no solo los varones son parte de la cultura de violación ( muchas mujeres justifican el actuar incorrecto de algunos varones), mientras un varón no desapruebe las violaciones, el lenjuage misogino, el acoso callejero, los chistes sexistas, y otras muchas actitudes aceptadas o justificadas por la sociedad patriarcal, es y seguirá siendo parte de la cultural de violación

      Le gusta a 1 persona

      • Como si las mujeres formaran una cultura aparte. Si los hombres forman parte de “la cultura de la violación”, las mujeres, también.

        ¿Qué diferencia a un género y otro en esta supuesta “cultura”? Las mujeres pueden hacer chistes sexistas y tener lenguaje misógino sin problemas, igual que un hombre puede estar totalmente al margen de eso.

        Me parece increíble esto, en serio. El PATRIARCADO es sinónimo de ROL DE GÉNERO. Roles de género que dan más poder a los hombres. Si decimos “TODOS LOS HOMBRES” estamos haciendo más rol de género, por tanto, más patriarcado y más machismo.

        Generalizar, en general, no es algo problemático. Pero hacer una cadena de pensamientos racionales en torno a una generalización es la primera piedra del machismo (todas las mujeres son… todos los hombres son…). Comprendo que queráis decir que todos estamos en mayor o menor medida influidos por nuestra cultura y por eso formamos parte de ella, pero… LAS MUJERES TAMBIÉN.

        Le gusta a 3 personas

  7. Dejando al margen la cuestionable terminologia del articulo, la cual encuentro un tanto directa y generalizada, el mensaje que ofrece deberia hacer reflexionar al 200% de los lectores. La llamada a los valores y de la educacion social correcta y humana, es la base de todo progreso en conjunto algo que olvidamos demasiado. frequentement. Esto no es un articulo, almenos en su totalidad, que nos ilumine de nuevos conocimientos, pero si es una critica muy bien ordenada sobre la. Vulnerabilidad parcial de la mujer. Quedense con el mensaje de que hay que volver a ser humanos, contando claro esta que lo hayamos sido alguna vez. Un saludo
    . Con el mensla y no en la exp

    Me gusta

  8. No andar sola por la noche o por descampados está muy bien. Pero ¿Qué pasa cuando no estás a salvo ni en tu propia casa? Ahí es donde yo sufrí los abusos, a los 9 años, por parte de mi abuelo. Una persona que, por lógica, debería quererte y protegerte.
    Lo más gracioso de todo es conocer a gente que redirige la culpa hacia ti (me los he encontrado). Sip, estoy segura de que a los 9 años iba provocando tela marinera con mi pijama de ositos y el dedo en la nariz. Culpa mia todo.
    Como muy bien has apuntado, si no te puedes fiar de tus conocidos (en mi caso, de mi propia familia), ¿cómo te vas a fiar de los desconocidos?.
    Muchas gracias por el post. Es reconfortante conocer a personas con estas ideas.

    Le gusta a 1 persona

    • Te entiendo en parte, por mis problemas personales que he tenido desde los 10 años, pero esto de que siempre nos quejamos de los hombres y que las mujeres son igual, bueno, podria ser, hay casos de todo tipo en el mundo. Pero el tema de abusos, violaciones y de más, son el 99% por hombres, no quita que existen por mujeres pero, el día que escuchen un hombre fue violado brutalmente por varias mujeres y no digan que es un héroe, avisenme, porque entonces ¿ese hombre iba provocando a las tías?. No tiene que ver con la ropa ni como camines ni como hables, hay gentuza en este mundo, que tu ves una niña y dices hay que linda, y esa persona la ve y piensa en violarla. No generalizo pero en tanto hombres como mujeres hay un grupo de gente que o se cayeron de un árbol al nacer o salieron transtornados. En anteriores generaciones, la mujer era un objeto y el hombre el rey por decirlo así, con las generaciones que estan entrando la mujer tiene muchísimos más derecho, que no quita que muchas los usan para beneficiarse, “Au, me has pegado te denuncio”. Y los casos que últimamente se ven más que el hombre la maltrata, por si habla con este ( celos), si haces eso sin mi consentimiento (te controla), no te vistas así que provocas por ahí como una puta ( encima te dice como vivir), llevamos 36 casos este año, de mujeres asesinadas a manos de sus exs o maridos. Abusos muchos al año, ahora a la iglesia por abusos a menores, detienen varios al día, llevan ya unos 3.000 detenidos y los que les quedan por detener. Con todo esto quiero decir, que no es culpa del género en sí, es culpa de las mentes retorcidas de cierta gente, que todos los que no somos como ellos, tenemos que pararles y darles con su propia moneda en la cara. Yo siento por lo que tuvistes que pasar, de veras, un besazo enorme desde Albacete, que aunque no sirva de mucho, espero que tu vida vaya bien y seas feliz de verdad. Te deseo lo mejor guapa, ánimo!

      Me gusta

      • la mujer tiene muchísimos más derecho, que no quita que muchas los usan para beneficiarse, “Au, me has pegado te denuncio”.
        Claro, las pegan, las apuñalan, las rocían con ácido y aun así se APROVECHAN denunciándolo.
        Y no, los violadores no son unos retorcidos, no son unos perturbados, no son unos psicópatas, no son OTROS. Un violador es un hijo sano de esta sociedad, un tipo que hace uso de su privilegio y de su apropiación del espacio para ejercer los derechos que la sociedad le otorga sobre los cuerpos entendidos como mujer.
        Mejor que dar ánimos vacuos y hacer comentarios condescendientes, infórmate un poco, y cuando hayas estudiado, ya veremos si vuelves.

        Le gusta a 1 persona

  9. He estado leyendo una y otra vez el texto, no sabía si comentar, la verdad es que me daba miedo que alguien pudiera reconocer que soy yo.
    Hace unos días me violaron, y mentalmente ni yo misma he asimilado que eso haya podido ocurrir, yo era una de esas chicas que vigilan al volver tarde a casa, que van girando la cabeza si la calle está oscura y vacía, que llevan el móvil en la mano cuando bajan tarde por la noche a pasear al perro… y, al final, como bien dice el texto, el violador fue alguien que conocía y que se tomó mi no como un si. Desde ese día no paran de salirme en el facebook noticias, grupos y mensajes en relación a las violaciones, seguramente yo antes no les prestaba tanta atención, yo era del grupo de “conozco a gente que le ha pasado, pero, ¿cómo va a pasarme a mi?”.
    Me he sentido muy identificada en grandes partes del texto, porque para mí lo peor no fue la violación física, fue la psíquica, el sentirme un objeto, el sentir que la vulnerable no era yo, sino mi voluntad. El dolor físico acaba desapareciendo, pero la brecha psicológica que crea no. Y donde más he podido indentificarme es en el hecho de trivializar la violación, no me he sentido apoyada por las personas que más quiero, en absoluto. Me han dicho a la cara un “tú te lo has buscado”, y no puedo entender como otras mujeres creen que yo me lo he buscado, porque yo jamás podría creer que alguien busque tener el cuerpo lleno de golpes, pasar por ese horror, y aguantar la ansiedad de después. Hasta me han hecho comentarios defendiendole a el, “a saber lo que se había metido”, me dicen. Y yo vuelvo a preguntarme porqué parezco yo la que estoy dramatizando la situación, porqué tuve que pasar por todo eso solo porque él fuera drogado, borracho, o qué más da. Ni siquiera me he atrevido a denunciar, sé que es egoista por mi parte, porque yo ya he pasado por esto, pero en el futuro podría evitar que fuese otra mujer. Pero después de la falta de apoyo, de que mis propios amigos crean que no es para tanto, o que yo lo busqué, después de casos como los de la chica de Málaga, ¿dónde busco el apoyo suficiente para señalar a alguien con el dedo y decir “fue él”? Porque si la gente que sabe que sucedió le resta importancia, ¿por qué van a creerme otros?
    Así que después de leerme el texto puedo decir que, por desgracia, no solo hay muchísimos hombres que reciben miradas de miedo por la noche, con mujeres alejándose de ellos por si acaso, sino que también hay muchas mujeres que creen q otras se lo buscan. Y que alguien de tú mismo sexo pueda llegar a pensar eso, sin saber todo el horror que es vivirlo, y cuando no sé que debí de hacer yo para buscarlo, es lo que más me duele.
    Muchas gracias por compartir textos así, son los pequeños gestos los que consiguen grandes cosas.

    Le gusta a 3 personas

    • Hola, Aradia:

      Sólo te voy a decir tres cosas y no me voy a explayar:

      1. Siento mucho leer tu experiencia. Sólo puedo decirte que no todo el mundo va a pensar lo mismo que te han dicho tus conocidos. A mí, por ejemplo, no se me ocurre pensar lo mismo que ellos. Así que muchos ánimos en tu recuperación de esto.

      2. Denúncialo sí o sí. No sé si fuiste al hospital después o tienes pruebas de que pasó. Si es así, con más razón todavía.

      3. La familia nos viene impuesta de nacimiento (como el género); los amigos, no. Si un amigo te dice eso, ten claro que NO es tu amigo. Hay más gente en el mundo, y encontrarás gente que realmente te quiera y te apoye. Cambia de amigos, porque la relación que tienes con ellos, no es sana y te va a acabar haciendo mucho daño.

      Un saludo.

      Le gusta a 2 personas

    • Hola Aradia, no he podido evitar contestarte en cuanto he leído tu comentario. Yo también sufí una violación hace años y entiendo perfectamente cómo te sientes. En mi caso, yo denuncié y las cosas no fueron bien. Vivía en un pueblo pequeño y en pocos días todo el mundo sabía hasta el último detalle de mi declaración, y al mismo tiempo me acusaban de mentirosa. Me sentía humillada constantemente aunque nadie me dijo nada directamente, pero mis amigos y familia me decían lo que se hablaba de mí. Llegué a estar con ataques de ansiedad diarios debido a la agresión y al juicio social contra mí, que era la víctima. Entonces no me daba cuenta, pero ahora con el tiempo comprendo que lo que sufrí fue todo el peso del patriarcado y la cultura de la violación sobre mí. Yo realmente me sentía culpable porque esa noche iba colocada y no pude defenderme lo suficiente para evitarlo, pero ahora lo veo todo muy claro. Era muy joven y me creí todas las patrañas que se les dice a las mujeres haciendolas responsables de un crimen tan espantoso, sobre todo de la policía es de quien recibí el peor trato, porque además de ningunearme y tratarme sin ningún respeto, fueron los que pasearon el informe policial como si fuera un boletín. Y tuve que agachar la cabeza porque nadie me apoyó para plantarles cara a los agentes de la ley, que se supone que tienen que proteger a las personas. Las consecuencias de la denuncia fueron que el juez no me creyó nada, sino que le gustó más la versión del violador, que tuve sexo consentido con un extraño. Además me causaba tanto pánico vivir allí, donde me crucé algunas veces a ese engendro, que me tuve que ir muy lejos para superarlo. Conseguí ayuda psicológica y mantener relaciones sexuales después de un tiempo. Puedo decir que lo he superado y puedo seguir con mi vida. La verdad es que me asombro con la capacidad de recuperación que tuve después de todo, cosa que no les pasa a todas las mujeres, quizá porque no pueden salir de ese contexto de la cultura misógina y se las hace creer que deben vivir para siempre “dañadas”. Por ejemplo, cuando se enteraron que tenía novio, siguieron criticándome por rehacer mi vida, que parecía que no tenía derecho. En fin, con esto, lo que quiero decir es que tú eres la única que puedes decidir si denuncias o no. Yo lo hice, me salió mal y sufrí ser objeto de burla y humillación casi hasta hoy. Yo me fui y tú tienes que pensar que la vida es corta y deberías hacer lo posible para pasar página lo antes posible, Pero eso requiere que te enfrentes a tu entorno que percibo bastante hostil, te acerques a las personas que mejor te comprendan y que busques ayuda psicológica (de hecho mi psicóloga me ofreció explicarle unas cuantas cosas a cualquiera que me criticara, me culpara o no entendiera por lo que estaba pasando) porque eso es lo que al final te va a sanar tu trauma. te deseo mucha suerte, y ánimo de corazón.

      Le gusta a 2 personas

    • Hola Arabia
      Lamento mucho que hayas pasado por esa experiencia.
      Yo también la pase a una edad en que no podía denunciar,tenia 7 años,y fue un amigo de mis padres.Lo que paso después es que me cortaron el pelo para que pareciera un niño. ESE FUE EL PRINCIPIO DEL FIN.Una educación castrarnte en la que me tenía que esconder para estar a salvo.Pero no se como ni porque a medida que crecía,me daba rabia esa situación, e intente asumir otro tipo de rol.Es cierto que físicamente hay claras diferencias 3 nutre un hombre y una mujer….pero si es verdad que ellos POR HERENCIA pertenecen a esa cultura de la violación,nosotras además de también de pertenecer asumimos el rol de VÍCTIMAS.
      Te comparto mi experiencia personal por si te sirve de ayuda:yo no soy una víctima,me ha pasado algo horrible pero no me comportó siento hablo y visto como una víctima. Esto no lo he hecho en un año,pero te puedo asegurar que el hecho de que me enfrente a mis miedos día a día,aumentando poco a poco los ámbitos en los que me sentía medianamente segura ha sido fortalecedor para mi. Al mismo tiempo soy consciente de que mañana me puede volver a pasar,pero ya se como tengo que actuar,ya lo pase,ya lo sufrí, y se que no me voy a quedar bloqueada por el miedo. Buscare mis opciones,y me aferrare mentalmente en un pensamiento que me de valor,como es pensar que en la naturaleza hay un montón de bichos muy vulnerables pero que son mortíferos y unos auténticos hijos de puta,con los que poco se meten….y yo puedo ser ese animal. Sonará infantil….pero a mi me ha funcionado,evidentemente esto no lo hice en un día,clases de defensa personal,karate,conversaciones con varias personas que se dedican a la seguridad que te explican como generalmente actúa un agresor….mi propósito es hacer lo que hiciera falta para dejar de sentir miedo,para dejar de sentir que el suelo tiembla debajo de mis pies,tu eres una mujer adulta y probablemente lo superes mejor que yo,cuando te pasa en la infancia te da la impresión de que has nacido con algo malo.Yo lo hice,he tenido en contra a todo el mundo,pero lo he conseguido.
      Soy consciente plenamente de que esto no soluciona el problema porque estoy segura de que nunca van a desaparecer pero he asumido esta realidad tal y como es, pero mi energía va en concentrarme en todas las cosas que puedo hacer yo,y soltar las riendas de todo aquello que NO puedo controlar….que son todos los demás. Me canse de intentar convencer a los demás de lo impropio de su comportamiento,incluso de mujeres de mi entorno que para minimar el miedo que tienen actúan perpetuando el rol machista en un intento creo yo que mantenerse fuera del punto de mira,y ganar el favor del macho alfa.
      Hay muchas señales sobre todo si el agresor es de tu entorno.No invalidez jamás tu intuición,porque generalmente esa persona te va a rondar varias veces antes de pasar a la acción. Esa sensación de profundo malestar cuando el te está hablando,con una sonrisa en la boca, y aparentemente de lo más tranquilo,pero tiene ese “algo”que te hace sentir insegura,que tienes verdaderas ganas de salir corriendo….pues sal corriendo.La próxima vez el abordará un poco más de tu espacio vital, y cuando des un respingo el invalidará tu percepción de lo sucedido argumentando algo así como que estas loca. YA. Es como ver a tu pareja con el pene en la boca de otra mujer y que te diga esto no es lo que parece. ES LO QUE PARECE.
      Reconozco que es difícil cuando la sociedad no habla claro sobre estas cosas,cuando ni tu madre es capaz de advertirte con información exacta de los problemas reales de una mujer.A ella también la educaron igual.
      Esas personas que las nombras te como amigos…no son tus amigos, me da igual si ibas borracha como una cuba,o fue con un tío con el que ya habías mantenido relaciones anteriormente.El no tiene ningún derecho sobre tu cuerpo.
      En resumen:asumo la realidad tal y como es,actuó sobre las cosas que yo puedo controlar y tomo precauciones cuando me expongo en situaciones en las que estoy más indefensa. Al principio es un poco paranoico todo pero después caminar por la calle y estar observando todo lo hago de forma muy natural y sin ansiedad. Evidentemente si viniera un Swan a violarme va a ser que tengo sinceramente pocas opciones,pero esto que será el 0.01 % de los hombres? Pues mira,yo por eso no dejo de salir a la calle.Porque lo peor que hay es vivir con miedo. Te puedo asegurar de que no me siento como una víctima aunque sea más vulnerable.
      Haz lo que tengas que hacer para recobrar tu serenidad y tu independencia. Y desde luego vas a tener que mandar a tomar por culo a lo que te han dicho esas barbaridades.
      Lamento mucho también las opiniones aquí vertidas que constatan que esto no se va a solucionar en dos días, que la sociedad completa esta sumida en una completa negación del problema.
      Y muchas gracias al autor me ha encantado tu iniciativa. Uno poco para seguir profundizando en cuanto al tema, no se si te has dado cuenta que los patrones de belleza femeninos coinciden con cuerpos o tallas que impiden que una mujer se pueda defender, la utilización de prendas de vestir que dificultan el movimiento o facilitan la violación…ahora que está tan de moda la extrema delgadez que a mi personalmente me da grima,veo resquicios incluso de pederastia por llevar a una mujer a un cuerpo preadolescente,además que esa selección de mujeres delgada corresponde al prototipo de mujer preferido por un violador.saludos.

      Le gusta a 1 persona

  10. Este artículo es una mierda. Ni siquiera toca el aspecto evolutivo del asunto. ¿De manera que la “ley de la jungla” vale para unas y no para otros? (“La ley de la jungla, tronco; eres un hombres , y las mujeres te tratarán como tal”, ya por esta frase imagino los fundamentos científicos de quien lo escribe, y su gusto por la psicología evolucionista, que explica el fundamento de los comportamientos humanos. Lee un poquito a Dawkins, Wilson y otros). ¿No se trata de torcer el impulso natural (pero sin ignorarlo y conociendo sus límites) mediante la cultura? Eso es lo que ya hemos conseguido en las culturas occidentales actuales. Es cierto que hay y han habido muchas sociedades con esa “cultura de la violación”, es decir, con una cultura que no se opone a las “fuerzas naturales” o impulsos que hemos heredado (también las mujeres de ahora son descendientes de muchos violadores, comportamiento que obviamente ha tenido éxito evolutivo, aunque quizás no más de en el 10% de los casos), pero precisamente en las culturas occidentales de hoy en día no existe esa cultura de la violación. Lo que hay es una “agenda” u quizás sólo un oportunismo, para sacar tajada de la coyuntura, con leyes (como la de la violencia de género en España, que va claramente contra la presunción de inocencia) y financiación (a colectivos feministas). Lo que tienen que hacer todos estos feministas es crear una especie de milicia o ejército e irse a la India, Méjico, África y muchos otros tantos paises y defender a las mujeres de allí, que a esas sí que les hace falta (y cuenten conmigo para apoyarlos), y no dedicarse a dar la vara aquí, quedando como progres muy guays, pero haciendo un trabajo muy fácil, que no es más que entonar la cantinela que, no por repetirse “ad infinitum”, va a llegar a ser verdad.

    Le gusta a 1 persona

  11. Pero vamos a ver, que me aclare yo. Somos violadores asquerosos, falócratas y heretopatriarcales opresores, ¿todos los que somos de sexo genital masculino, es decir, los que tenemos pene y testículos, o los que nos sentimos más cómodos con el rol de hombre, es decir, los que somos lo que el feminismo moderno ha dado en llamar «género» masculino, como los prononbres y los adjetivos?
    Quiero decir, un tranny que se siente mujer pero tiene un rabazo del quince, ¿es también un(a) violador(a)? ¿Y un transexual en el otro sentido, de mujer a hombre? Porque claro, genitalmente es una mujer, pero como adopta el rol de hombre (el género masculino), entonces también es un violador y un despreciable acosador al que ha que linchar cuanto antes, ¿no? ¿Y los hombres con los genitales amputados, como uno del pueblo de mi madre, que le comió (literalmente) el pene y los testículos un gocho cuando era pequeño? En ese caso no sé si se le podría considerar también un asqueroso violador en potencia, como a todos nosotros (Dios, estoy diciendo esto y me estoy dando asco a mí mismo, voy a golpearme la cabeza contra la pared, por falócrata machista y abusón heteropatriarcal).
    Ilumínenos husted, hoyga, que estamos en ascuas con todos estos interrogantes. El pueblo quiere saber.

    Me gusta

      • No, onvre, fueron solo unos cabezazos sin malicia. Luego ya abrí el Youporn, empecé a sentir cosquillitas en la parte del bajo vientre gracias a todas esas mujeres oprimidas por el heteropatriarcado que atesta la industria del porno y les obliga a hacer guarreridas delante de la cámara contra su voluntad, y al cabo de unos vigorosos refrotes me reconcilié con mi condición masculina.
        De todas maneras, no ha respondido usted a mis pertinentísimos interrogantes.

        Me gusta

  12. Me encantaría dejar un comentario para disentir sobre el tema del artículo pero sé que lo diga como lo diga me convertiré en un machista con independencia de lo que opine sobre la mujer y sus derechos. El “miedo” de una mujer se debe solo y exclusivamente a su condición física y ya está, no al hecho de ser mujer. Una campeona mundial de lucha grecorromana puede andar sola de madrugada sin miedo a ser violada y en cambio hay hombres menudos y sin fuerza que pueden sufrir cualquier tipo de abusos y el miedo lo tienen siempre presente. Hablamos de fuerza y no de sexos, si la naturaleza hizo a las mujeres más “débiles” es una cuestión del destino, la suerte o como queráis llamarlo, de hecho, en otras especies ocurre justo al contrario y el macho el sexo “débil”.

    Generalizar es algo rematadamente imbécil. No me gusta que lo hagan con mujeres y tampoco me gusta que lo hagan con hombres. ¿Qué % de hombre violadores existen? ¿El 1% acaso? Debemos pagar justos por pecadores, dice el artículo, una frase que dicha a una mujer sería lo más machista del mundo, y con razón.

    Un artículo denigrante y humillante contra cualquier persona honrada que habita este mundo. Las minorías mandan y condicionan, incluso las violentas, una triste realidad.

    Se despide este machista y perpetuador de la cultura de la violación.

    Le gusta a 1 persona

    • No estoy de acuerdo del todo. Una mujer puede estar indefensa o no, igual que cualquier otro hombre. La diferencia de volumen muscular medio es de un 20%. Relevante, sí, pero ni muchísimo menos definitivo para la resolución de un asalto aleatorio en la calle.
      Tengo afición por las artes marciales y me han golpeado muchas mujeres y muchos hombres. Algunos sabían pegar y otros no y, te lo aseguro, no hay tanta diferencia entre una hostia en la cara de una mujer y de un hombre.
      En serio, ambas duelen bastante y pueden dejarte desorientado. He conocido a mujeres que tengo la certeza absoluta que me mandarían al suelo de un par de leches (y peso 90kg).
      Además, la calle… la calle es muy aleatoria. En círculos relacionados con el combate y las artes marciales siempre escucharas lo mismo: “En la calle lo más importante es la confianza”. La tensión de la situación te puede hacer responder con mucha fuerza o dejarte paralizado, puedes encontrar algún arma improvisada o echar a correr como un loco y que no te cojan… aparte del no-conocimiento de las capacidades físicas de cada uno.

      Un hombre tendrá MÁS opciones de forma general de asaltar con éxito a una mujer. Pero desde luego NO un 100%. Como bien has dicho, hay mujeres y hombres de muchas condiciones.

      ¡Pero! La gran mayoría de las mujeres tienen miedo porque les han metido en la cabeza que son mujeres; que son DÉBILES. Estoy seguro de que muchísimas mujeres se sorprenderían de la capacidad que tienen para partirle a un tío la cara.

      La solución no es que los hombres se pasen de acera, la solución es que las mujeres no tengan miedo.

      Me gusta

    • Me extraña ver un comentario como éste si has leído el artículo completo. Puedes cabrearte con el artículo y no hacer nada o puedes seguir las sugerencias para luchar contra la cultura de la violación; depende de ti.
      Respecto a los hombres menudos pasando miedo por la calle…lo siento, pero no es lo mismo. Una cosa es tener miedo a que te roben, y otra es tener miedo a que te violen. Si te roban te pueden hacer daño físico o no. Matarte? difícilmente. Violarte siendo hombre? poco probable. Si eres mujer, tienes miedo a que te violen, que significa sufrir grave daño físico, asco, y ser tratada como mierda durante el rato que sea, además del grandísimo riesgo de pillar una enfermedad de transmisión sexual (¡¡fantástico!!) o quedarte embarazada (¡poco menos que fantástico!). Lo siento, no es lo mismo. No es por la complexión, es por ser un objeto de atracción, y la posibilidad de que te encuentre algún tarado que se crea que tu cuerpo le pertenece.
      En cuanto a machismo en general, en él participamos casi tod@s en mayor o menor medida, permitiendo los chistes, los “piropos”, comentarios y actitudes machistas del día a día, que no se hacen en privado sino delante de más gente. No es que todos seamos violadores, es que todos vivimos en la cultura de la violación y sin darnos cuenta la estamos alimentando.
      Un saludo.

      Me gusta

      • Los homicidios anuales en España son alrededor de 500, las violaciones, unas 1100.

        ¿Matar difícilmente? ¿Eso crees?

        Por no mencionar, por supuesto, que de esas 1100 violaciones el 80% están perpetradas por PERSONAS CONOCIDAS, no por “tarados” asaltantes.

        Y una cosa, por comentarlo, estar en desacuerdo con ideas feministas NO HACE A LA GENTE MACHISTA. El feminismo no tiene el monopolio de la igualdad de género.

        Le gusta a 2 personas

  13. Gracias por el artículo. Me acabo de hacer fan de tu pag en face. Como bien dice la mayoría de las violaciones se dan de personas conocidas. Una gran parte -MUY GRANDE- se hace en niñas y niños (algunas fruto de violencia intrafamiliar), y muchas de esas en niños que no tienen ni herramientas para explicar lo que les pasó o le hicieron; visto desde ese punto, nada mas se puede comentar. Violar a una niña – o niño- la deja incapacitada física psicológica emocionalmente para toda la vida. Le pueden dar la vuelta que quieran, y divagar en todos los colores, pero es una realidad. A las mujeres nos tocan el culo en la calle desde que somos niñas (y me lo han tocado llevando una falda larga y gruesa hasta el piso), a las mujeres nos persiguen si andamos con una falda que supere la rodilla, las mujeres aprendemos a usar jeans con muchos botones porque son difíciles de desabrochar… y sepan: sí nos defendemos, con todas las fuerzas, yo aprendí a dar piñas y a correr; pero nunca, jamás, yo -ni ninguna mujer que conozco- hemos salido a la calle a tocar penes, por una razón muy simple: NO ES NUESTRA CULTURA.

    Le gusta a 1 persona

  14. Yo como hombre sé lo que es vivir con un pensamiento permanente de vulnerabilidad, vivo en Colombia en donde salir a la calle es permanentemente enfrentarse al peligro, salir a caminar a la calle o montarse en un bus, en un taxi o textear en un semáforo con un celular inteligente ya es un riesgo de atraco. En nuestro país los atracadores matan por robarse un pinche celular y es el delito más común cuyas cifras son alarmantes. Para contrarestarlo, nosotros tenemos el dicho “no hay que dar papaya” y se refiere a que si vas a salir a la calle debes tomar precauciones para no ser robado o asesinado por llevar encima cosas que llamen la atención de los atracadores.

    ¿Por qué hablo de atracos y no de violaciones? Porque quiero aplicar la misma lógica de este artículo para un caso de vulnerabilidad que es común en mi país. Entonces lo que tocaría hacer es enseñarles a los hampones a no robar, a educarlos y a darles oportunidades de trabajo; ¿pero mientras eso ocurre qué hacemos? ¿vamos a seguir saliendo a la calle con joyas encima, con smartphones, relojes y ropa costosas? ¿voy a meterme a barrios inseguros y violentos solo porque “salir a la calle de esa manera no significa que estoy provocando un atraco”?

    No podemos seguir echandonos esos “pajazos mentales”, las violadores de mujeres están allí, existen y siempre existirán, así como existen los atracadores de celulares, la fuerza de la gravedad y los paracaidas defectuosos. Por eso la equivalencia es apenas lógica, si una mujer sale vestida a la calle provocativamente, pues va a atraer la atención de los violadores, no de los hombres decentes. Igual, si yo salgo a la calle con grandes lujos encima voy a provocar a atención de los ladrones, no de las personas “de bien” que no roban.

    Yo soy abstemio y mi razón principal es porque sé perfectamente el efecto que causa el alcohol en contra del manejo de la voluntad, el autocontrol y la desinhibición. Precisamente eso es lo que buscan quienes toman, a mí no me vengan con el cuento que las personas que se emborrachan no saben de antemano cuál es el efecto que les produce el alcohol, de hecho, las personas beben porque buscan ese resultado en sus organismos, generalmente nadie los obliga a beber, todos lo hacen porque quieren y porque saben para qué lo hacen. Igual que quien practica deportes de alto riesgo también es conciente de los peligros que corre al hacerlo y el que no se pone el cinturón de seguridad de lo que le pase en un accidente automovilístico.

    Ninguna actividad humana está libre de riesgo alguno, es absurdo pensarlo, el único requisito para morir es estar vivo. Por esa razón, por más que se escriban artículos como este, se creen movimientos por los derechos femeninos o se haga educación a los hombres, la violación nunca se va a extinguir y depende de nosotros mismos decidir si aumentamos o no la probabilidad de dicho riesgo con nuestros actos.

    Le gusta a 1 persona

  15. Pues a mí me ha encantado el artículo…Muchos de los hombres que se han “molestado” con él es porque la verdad duele, y el machismo MATA.
    Por mucho que se empeñen en complexiones, peso, talla, chueca, transexuales y demás…NO ES LO MISMO!!! El daño que recibe una mujer acosada o violada en brutal con o sin paliza, nadie puede hacerse ni tan siquiera una minima idea de lo que supone, muchas que no lo llegan a superar jamás, se acaban suicidando al cabo del tiempo…y algunos de vuestros comentarios frivolizan sobre las violaciones y sus circunstancias…Las estadísticas son muy tristes, mil y pico de violaciones en España SON MUCHAS, cincuenta y tantas muertes por maltrato SON MUCHAS, y todo ello sigue ahí porque se riega a diario con el machismo más asquero y tolerado por el propio gobierno…
    Y esas mujeres que “acosan” a los tios en los bares, 1º, NO pueden hacer ni tres cuartos de daño que un hombre acosando a una mujer en un bar, porque muchos no se dan la vuelta con un solo “vete a la mierda” y 2º pertenecen a la misma cultura sexista que estamos criticando, porque si amigos, hay mujeres que también piensan que la violada “se lo ha buscado”… Una lucha más del feminismo, conseguir una verdadera sororidad entre nosotras mismas; porque una mujer machista hace el mismo daño moral que un hombre machista.

    Le gusta a 2 personas

    • “Una lucha más del feminismo, conseguir una verdadera sororidad entre nosotras mismas; porque una mujer machista hace el mismo daño moral que un hombre machista.
      Ayyy menos mal que todavía hay mujeres que saben apelar a la verdadera lucha, que entre nosotras se llama así: sororidad. Pero matizo, si me lo permites: el daño moral que hacen las mujeres que disculpan o favorecen el machismo es MUCHO MAYOR que el que puedan hacer los hombres, porque son tus hermanas, madres, vecinas… y no te lo esperas. Además, no olvidemos que las mujeres tienen -entre otros- el papel de educadoras, y con esas disculpas o alabanzas al ‘machote, ¿qué vana trasmitir sino machismo?

      Me gusta

  16. Realmente me ha parecido muy interesante la reflexión sobre la vulnerabilidad. También es cierto que es un poco de amenaza real (criarme con un hermano me ha hecho darme cuenta mil veces de que defenderse de un tío que te ataca -incluso en plan hermanos de rabieta- es preocupantemente complicado) pero también un poco miedo que te meten en el cuerpo. Es algo que tienes asimilado de siempre “Ser mujer implica la posibilidad constante de que me hagan daño”. De alguna manera la cultura nos va contando siempre que hacernos daño es una opción que los hombres siempre tienen y que elegirla o no está en ellos. E incluso debemos “premiar” a aquellos que optan por no utilizar esta opción que tienen.
    Estudiar comunicación me ha enseñado el increíble poder que tiene la cultura, no sólo a nivel de género, sino también en cuanto a la alimentación, el deporte, el dinero o las relaciones sociales (entre otras muchas cosas). Yo pienso que el ser humano, como muchos otros animales, si tiene la oportunidad de ganar algo, si siente que tiene poder sobre otro ser humano para conseguir algo que quiere, lo hará. O como mínimo se lo planteará. Ese poder puede ser fuerza física o psicológica. Entre otras. Ahora bien, ¿no nos distingue el razonamiento y la cultura de cualquier otro animal? Aquí estoy muy de acuerdo en que uno de los problemas es enseñar a las mujeres cómo no ser violadas en lugar de enseñar a los hombres que no deben violar. De la misma manera, como comentaba alguien al principio, se nos debe enseñar a todos a respetar al prójimo y a no utilizar el poder que podamos tener sobre otra persona si eso la hiere de alguna manera. De algo debe servir ser el único animal que razona, ¿no?
    La violación es un problema de conducta, en la mayoría de los casos, y las conductas, como humanos, se pueden modificar, sobre todo a través de la cultura.
    Y no sólo la cultura del miedo que nos van introduciendo a nosotras. Porque por otro lado también creo que a ellos muchas veces, desde pequeños, se les enseña a desarrollar esta opción de herir, a tener que demostrar a los demás algún tipo de fuerza o poder sobre el resto. Y a que deben ser fuertes y valientes para algún día proteger a una mujer (o a los ancianos, o a los niños, o a los perros que se caen accidentalmente al agua). ¿Y si no quieren ser fuertes y valientes? ¿Son por eso menos hombres?¿Y si quieren ser fuertes y valientes para proteger a una chica que aman y que quiera ser protegida? ¿Es por eso él un machista y ella una sumisa?
    “Machista”, “sumisa”, “valiente”, “poder”, “miedo”. Son conceptos que se crean en nuestro imaginario a través de la cultura. Sólo conceptos pero tan poderosos que pueden regir nuestras vidas.
    La violación es un extremo violento de una actitud tan común y diaria como la de anteponer nuestro deseo por algo al bienestar del prójimo. Yo también pienso que ser conscientes de ello y manifestar nuestro desacuerdo en las pequeñas actitudes de cada día puede ser un cambio enorme. Tanto hacia otros hombres, como hacia mujeres que aceptan y justifican lo que no debe ser así.
    Yo también me he visto, por desgracia, en una de estas situaciones. También era un conocido (familiar). Uno de estos tipos muy amigos de las banderas con águilas y los señores calvos genocidas que se mueren tranquilamente en sus camas. Una de esa personas que se pensaba que lo que el quería era lo que tenía que ser, y punto. Era así en todos los aspectos de su vida. No iba a ser menos en esto.

    Me gusta

  17. http://spa.avoiceformen.com/histeria-de-violacion/los-fanaticos-de-la-cultura-de-la-violacion-no-saben-que-es-una-cultura/
    Yo no pretendo tener la verdad absoluta, pero un post que pretende identificar a un grupo demográfico como culpable “porque sí”, tiene algo malo. Si en un artículo a los negros se los declarase culpables “porque sí” de robos o asesinatos, se consideraría un artículo racista. Si se declarase en un artículo que las mujeres “porque sí” son culpable de esto y aquello, se consideraría un artículo sexista. Bueno , te cuento que las violaciones son ilegales y son repudiadas por la sociedad, ergo, no existe la cultura de las violaciones. Tan sólo es parte de un esfuerzo por perpetuar la narrativa de que las mujeres son víctimas y que los hombres son villanos; una falsedad absoluta. Yo hubiera reaccionado de la misma forma ante un artículo racista u homofóbico. Hay cosas que simplemente no están bien y hay que decirlo. Bueno, resulta que está mal generar odio hacia la mitad de la raza humana basándose en mentiras.

    Me gusta

    • Hola, gracias por aportar. Esto pretendía ser solo una metáfora, no estaba llamada a ofender a nadie y no creo que provoque eso, ya que eres la única que ha hecho el apunte.

      Nos comparo con serpientes o con lacasitos envenenados en el sentido en el que somos entes capaces de hacer daño dentro de una categoría de opresión específica como es el machismo.

      Solo un apunte con respecto a tu texto:

      “Lo que quiero remarcar puntualmente es la esquizofrenia de las feministas que exigen mayor participación en la política, sin cuestionar la política en si misma y las estructuras jerárquicas de poder, corrupción, incomunicación inherentes al sistema político.”

      ¿No es esto lo que hacen las anarcofeministas?

      Me gusta

      • ¿Y CUÁL es la raíz en tu opinión?

        ¿Cuál es la razón por la que las personas se hacen machistas? ¿Por qué los hombres acosan o violan?

        Dar una lista de instrucciones sobre lo que deben hacer para evitarlo es una tontería. ¿Cuanto decir “no lo hagas” ha arreglado algo? También podrías hacer una lista con instrucciones a las MADRES para que críen a sus hijos de manera que no sean machistas. Aunque yo estaría diciéndote igualmente que es una tontería culpar solo a las madres.

        El machismo es un comportamiento adquirido desde que nacemos. Es una consecuencia natural del sistema. De la organización social, económica y laboral. Si no cuestionamos esas estructuras, da igual lo que hagamos, el machismo seguirá naciendo y reproduciéndose, mientras nosotros estamos ocupados echándonos la culpa los unos a los otros. Y no solo los hombres son machistas… hay tantos machistas mujeres como hombres, solo que en las mujeres se victimiza. La mujer machista es la mujer pasiva, sin auto-estima ni sentido de preservación. O es la arpía que odia a las demás mujeres, porque son sus competidoras.

        Y sobre el tema de las violaciones la “cultura de la violación”. Aunque las mujeres son prácticamente incapaces (físicamente) de cometer una violación, SI PARTICIPAN en la cultura de la violación. Es la proxeneta que mete chicas en la prostitución, es la madre que sabe que sus hijas están siendo abusadas dentro del hogar y no hace nada, son las chicas que aíslan y rechazan a una víctima de violación o incluso la tratan de puta, son las vecinas que saben que viven al lado de un violador y no hacen la denuncia porque “eso es cosa de ellos”…. etc, etc, etc… son las actrices que participan en películas pornográficas violentas, las víctimas de violaciones que no abandonan ni denuncian a sus abusadores, etc…

        Podrías hacer una lista de instrucciones también para esas mujeres, aunque como dije antes, no es ir a la raíz y no tendría efecto. Si un machista te lee, dudo que cambie de actitud. Simplemente se pondrá a la defensiva. No esta mal intentar concretizar sobre algo, pero creo que lo has hecho de forma ofensiva. Cuando pones a alguien a la defensiva, esa persona se cierra. Te lo digo porque yo no soy hombre, y aun así me ha molestado leer ciertas generalizaciones, como si las cosas fueran blanco o negro.
        Saludos.

        Me gusta

      • REPITO: estoy para crear inquietudes, no para vender un producto. No voy a irme a la ONU a venderle la moto al planeta con buenas palabras, no quiero ser un estratega de márketing. No soy el profeta Jeremías, si te has leído el decálogo, traduzco textos que suscribo en su mayoría; si alguien se ofende es que seguramente estaré socavando de alguna manera el statu quo.

        Si buscas un blog de feminismo lamepelotas o conciliador, este no es tu sitio.

        Todos los cuerpos pertenecemos a la cultura de la violación, a ninguno nos ha puesto un helicóptero aquí en medio no nos hemos criado en las mosuo (aunque puede haber excepciones); como cultura, es algo que aprendemos durante toda la vida. CLARO que no nacemos machistas, pero eso es indiferente, es el sistema patriarcal el que nos educa y acoge y contra él luchamos. De todas maneras, creo que lo que busca el texto con todos estas recomendaciones es despertarnos la empatía y ser conscientes de la opresión que sufrís. Es una forma de ser consecuentes y limar las actitudes machirulas que inherentemente nos han enseñado y que explotamos naturalmente.

        Y claro, el sistema nos jode a todos, pero las opresiones que sufrimos nosotros (no puedo llorar, vaya por Dios) a las que sufrís vosotras (acoso generalizado, violaciones sistemáticas, violencia sexual naturalizada, despersonalización, juicio constante, etc.) no pueden compararse. Por eso esto se llama feminismo, porque parte de un grupo oprimido (casualmente la mitad de la población mundial) que ha de visibilizarse, lo contrario es tibio (como esos que dicen ser “igualitaristas”.

        Con respeto a lo del blanco o negro, en tu anterior texto abusas de la perspectiva binaria (hombre/mujer). Ya que hablas de feminismos que sí o no deberían ser, qué menos que incorporar el transfeminismo.

        Saludos.

        Me gusta

      • “si alguien se ofende es que seguramente estaré socavando de alguna manera el statu quo”

        Ja. Mira, a mi también me gustaría creer eso. Haría las discusiones mucho más cortas y le permite a uno seguir con su mentalidad intacta. “¿Te he ofendido? Oh bueno… será porque tengo razón”

        La verdad es que a veces ofender, es ofender. Y solo eso. Llamar a alguien estúpido, violador potencial, o serpiente, no deja mucho espacio al psicoanálisis.

        “Si buscas un blog de feminismo lamepelotas o conciliador, este no es tu sitio. ”

        Una vez más, creo que confundes crear amarillismo seudo-feminista con “sacudir las cosas”. (Largar acusaciones parciales a diestra y siniestra, y luego sentarse a esperar a que la gente “pique” es una técnica nada nueva de los sensacionalistas, y como comentaron en algún lugar de este post, eso fue lo que destruyó la seriedad del feminismo yanqui).

        “De todas maneras, creo que lo que busca el texto (…) es despertarnos la empatía y ser conscientes de la opresión que sufrís.”

        Pues creo que es evidente que no ha despertado mucha empatía. Especialmente en el publico masculino, que era al que estaba dirigido. No se de qué país eres, o si eres hombre realmente (Si, no puedo evitar dudar) pero harías mejor en hablar de cosas que conoces por experiencia, o de cosas más locales. Hay excelentes teóricos feministas latinos o de habla hispana. Y si, también hay en ingles, pero suelen tener varias décadas de antigüedad. El mejor momento del feminismo norteamericano o europeo parece haber pasado ya. El feminismo de la tercer ola es una mierda post-moderna. Es lo que provocó el nacimiento de movimientos misóginos como men’s right, que se están infiltrando como un virus en otros países.

        Entiendo que quieras sacudir las cosas. Creeme, lo entiendo, pero tienes que reconocer que artículos así no estan hecho para inspirar empatía, estan “diseñados” para separarnos en bandos.

        En fin. Tal vez sea inevitable que pasemos por el mismo proceso que otros países. Es deprimente, pero bueno…

        Lo que si valoro es que te tomes el tiempo de responder, y leer los comentarios. Creo que lo más valioso de tu artículo han sido los comentarios y las reflexiones ¿pero sabes cuál es el problema? que la mayoría de los que han reflexionado sobre esto, refutándolo en parte o totalmente, son los que no lo han compartido. Y viceversa (dudo que los que lo han compartido sin más, lo haya pensado demasiado). Es un texto simple, demasiado simple, sobre algo mucho más complicado.

        Me gusta

      • ¿Que el feminismo de tercera ola, aquel que por fin incorpora a los feminismos trans, sexodiversos y no blancos conviertiéndose así en un movimiento puramente interseccional es una MIERDA POST-MODERNA? Bueno, pues ojalá siguiéramos en el sufragismo blanco, cis y hetero, sin duda. Y si eso es ser una mierda postmoderna, me enorgullezco de creer en una mierda postmoderna.

        Ah, y que encima tiene la culpa del auge de movimientos misóginos, que los responsables de eso no son los propios misóginos (movimientos que siempre han existido en oposición al feminismo, llámalos clubes de caballeros o Men’s Against Suffragism).

        El feminismo siempre ha sido un movimiento incómodo, siempre ha hecho pupita porque ataca muy hondo y cuando traduzco estas cosas, repito de nuevo, no intento ni convencer ni que me hagan la ola. Este artículo ha tenido ya cerca de 250.000 visitas y la mayoría de comentarios son de mujeres coincidiendo con el punto del artículo u organizando debate dentro del feminismo. En el segundo puesto están otros hombres dándomde la enhorabuena (e incluso alguno diciendo “buen punto, no lo había visto así). Y claro, en el tercer punto están los MRAs y los que me han llamado violador, machista (MACHISTA), feo, que folla poco, etc. Como verás, aportaciones encomiables todas estas últimas.

        Claro que es un artículo simple, es un artículo periodístico, no es Federici ni es Butler, trata de llegar a un público determinado de una manera no académica, pero de él se pueden inferir muchas cosas, unas diferentes de las que inferiríamos de un texto académico y otras que aporta desde la propia vivencia.

        Y bandos, generalizaciones, en fin. De eso ya se ha hablado mucho en #YesAllWomen, creo que me repetiría.

        Un saludo.

        Me gusta

      • Yo no estoy en contra de la transexualidad ni nada por el estilo. Si piensas que mis criticas nacen del conservadurismo, estas meando fuera del tarro.

        Y felicitaciones por todas las visitas que has tenido. ¿De eso se trata no?
        Y obvio que la mayoría de los comentarios son de mujeres felicitándote. Es un artículo hecho para mujeres, y lo peor, para las mujeres que han sufrido y tienen bronca o resentimiento dentro (que son muchas, de ahí la popularidad de esto).

        Pero si vos te presentas como un varón que, como todos los varones (y según tus propias palabras, o mejor dicho, las del articulo que has traducido) ha vivido toda su vida rodeado de “privilegios masculinos” y aún así has desarrollado mágicamente no solo una supuesta empatía, sino un feminismo más radical del que he visto en casi ninguna mujer, pues… ¿Por que no les das el mismo beneficio a los demás hombres? ¿O acaso pensas que sos el único “hombre” sensible en el universo? Y no solo eso, el único con el derecho a generalizar a los demás…

        Como dije más arriba, no todos los hombres participan en la cultura machista, y no todas las mujeres son víctimas pasivas. Las mujeres la pasan mucho peor en general, muchísimo peor en la mayoría de los lugares, pero estos artículos exageran tanto la victimización, que uno siente el impulso de rechazarla. Eso resumiría mi opinión, y ya me voy despidiendo: que estaría bueno reflexionar o replantearse artículos así, cuando es evidente que dividen, reafirman resentimientos y ofenden. Saludos.

        Me gusta

  18. “¿Y cómo formas parte de la cultura de la violación? Bueno, mira que no me gusta nada decirlo, pero lo haces simplemente por ser un hombre.”

    Me temo, entonces, que para no formar parte de algo tan abyecto como esa tal cultura de la violación (a cualquier cosa le llaman cultura), no tendré más remedio que dejar de ser un hombre. Contemplo dos opciones: el cambio de sexo y el suicidio. ¿Cuál me recomiendas, demonio?

    Un momento… ahora que lo pienso, un demonio no es un hombre en sentido estricto. Tal vez haya una tercera opción.

    Me gusta

  19. Pingback: #LaCulturadelaViolación. | CoMEGén

  20. El artículo trata un tema cuyo replanteamiento considero fundamental para el
    progreso ético de nuestra sociedad, y lo hace desde una perspectiva
    tremendamente interesante y que merece muhcísimo respeto. A pesar de que soy consciente de que buena parte de la información se ha perdido a causa de la traducción, veo unos cuantos detalles que es preciso matizar y/o aclarar:

    El primero es el de la definición de “cultura de la violación”. Sé que no es más que un término y, por tanto, su definición, como la de todos, es algo totalmente arbitrario. No obstante, si pretendemos que el mensaje de este artículo sea captado correctamente por el mayor público posible, quizá deberíamos usar palabras que signifiquen lo que uno espera que signifiquen. Los violadores no son una parte mayoritaria de la sociedad occidental (ni tan siquiera representan una parte significativa de la misma) Así que, análogamente al hecho de que la cultura del vino hace referencia al modo de vida de las regiones donde la producción y el consumo de esta bebida está presente en la vida diaria de prácticamente toda la población, el lector corriente espera que la “cultura de la violación” haga referencia a una
    sociedad donde los violadores y las víctimas sean un sector ampliamente
    mayoritario. Entiendo que esto es sólo una cuestión de preferencias del autor, pero en mi humilde opinión, usar una frase como “cultura del desprestigio de la mujer” habría logrado que mucha gente siguiese leyendo más allá de la segunda línea.

    Yendo al contenido del texto en sí: una afirmación como “somos los que cometemos el 99% de las violaciones denunciadas” implica lo siguiente: 1.- Se ha dado con un culpable en, al menos, el 99% de las violaciones denunciadas y éste es un hombre 2.- Hay una fuente para esta estadística que por alguna razón no ha sido citada. Creo que debemos andar con más cuidado antes de estropear un discurso tan necesario con una metedura de pata como esta que tanta credibilidad le puede costar a su autor.

    Los párrafos siguientes hablan del sentimiento de vulnerabilidad de la mujer, que es menor (si llega a existir) en el hombre. Invito al autor de este artículo a caminar sólo, de noche, por los suburbios de cualquier ciudad europea (y no digamos ya americana) Una violación es uno de los muchos crímenes que se puede cometer contra una persona, pero además de violadores también hay asesinos, carteristas, traficantes de órganos etc… cuyas víctimas pueden ser hombres o mujeres.

    Siguiendo la lógica del caso de la violación, donde el deber de un “potencial
    agresor”, es decir, de cualquier hombre, es garantizar el sentimeinto de seguridad de cualquier “potencial vícitma”, deberíamos aplicar el mismo procedimiento cuando nos encontramos con víctimas potenciales de los delitos antes citados y muchos otros (es decir, con cualquiera). Por otro lado, probablemente sea menos preocupante para una mujer adoptar una actitud neutral que fingir una preocupación excesiva por su seguridad, pero bueno, no estoy seguro de esto y por tanto, lo dejaré aquí.

    Relacionado con lo anterior, aparece en este artículo lo que una mujer presupone que “eres bien capaz de hacer”. Un poco más abajo, se lee claramente “En el 73 por ciento de las violaciones, las víctimas conocían a su agresor, así que, si ni siquiera pueden fiarse ni juzgar acertadamente las intenciones de hombres a los que ya conocen, ¿cómo esperas que vayan a hacerlo contigo, un completo desconocido?” Aclaremos esto: si esta estadística es cierta (tampoco aparece citada ninguna fuente), el agresor es conocido en casi 3 de cada 4 violaciones. Sin embargo, la cantidad de desconocidos con los que una mujer se cruza en su día a día sobrepasa ampliamente la cantidad de conocidos, por tanto, ¡no haber visto a ese extraño hombre que te acompaña en el ascensor no sólo no es un factor de riesgo, si no todo lo contrario! Es decir, todo lo que hemos comentado antes sobre garantizar la seguridad de la mujer del aparcamiento tiene mucho más sentido ¡si es tu amiga! Ya me veo separándome diez metros de las mujeres a las que más aprecio en este mundo cada vez que vamos juntos por la calle y no haya testigos, ¡menudo gilipollas iba a parecer! ¿En serio no crees que eso no iba a preocuparlas más que si me mantuviese a su lado?

    En cuanto a la imagen de propaganda feminista “UN VIOLADOR NO ES UN
    ENFERMO. ES UN HIJO SANO DEL PATRIARCADO”, si añadiésemos que “vivimos en una sociedad patriarcal”, debo decir que de ella se puede deducir que, mientras dicha sociedad no sea abolida… ¡cometer una violación es algo correcto! No sé que clase de derechos/intereses de las mujeres pretende defender quien sea que haya creado esa aberración.

    Finalmente, me gustaría que alguien me contase un “chiste de violaciones” (véase 2. Corregir a otros hombres) Lo cierto es que todavía no he oído el primero. Ahora en serio, creo que se puede hacer humor sobre todo. Me he reído mucho con mis amigos “machos” cuando en sus bromas mandaban a una mujer a fregar, y con las “hembras” cuando me acusaban de no poder hacer dos cosas a la vez. Una cosa son las bromas, otra las palabras en serio y otra (mucho más importante), los actos.

    Gracias por el artículo y por la atención

    Me gusta

  21. La verdad es que lo de la teoría de la caballerosidad me parece una verdadera chorrada y lo de la cultura de la violación una especie de esquizofrenia paranoide…sinceramente, me explico…
    soy un chaval de 31 años, arquitecto, y curro en una empresa grande… dicho esto, me hace mucha gracia lo que dices de los sobresaltos, la separación en la calle, lo de los ascensores…jajaja…me hace gracia por lo siguiente:

    Mi trabajo, me exige uniformidad y buena apariencia, por lo que debo llevar traje e ir bien afeitado, sobre todo cuando tengo reuniones… esos días que camino por la calle las chicas guapas y jóvenes se acercan y me miran de arriba abajo (tambien tengo buena planta porque voy al gimnasio)… en los semáforos cuando esperas para cruzar, las chicas se detienen cerca de mi… a veces también se acercan cuando ven el coche del que salgo (la sociedad entiende que es un buen coche). En el ascensor sonríen y te dan los buenos días… las camareras te atienden con una sonrisa y te desean un buen día…

    En cambio, cuando no tengo mucho trabajo, o puedo hacerlo desde casa me dejo crecer barba, me pongo una camiseta y pantalon corto, y me echo a andar por la calle… el efecto es asombroso!!!

    Empiezo a darme cuenta que las mujeres jóvenes y guapas ya no se acercan, sino que se desvian!! en los semáforos, ninguna se detiene a mi lado!! lo hacen muy lejos… casi al otro lado del paso de cebra…
    en los ascensores se encogen en una esquina… como protegiendose de si acaso fuera a pegarlas…las camareras ya ni te miran y algunas ni te saludan…. yo me quedo alucinado….

    Mi conclusión es… la mujer se arrima a quien parece tener pasta… y se aparta de aquel que parece no tener pasta… algo que para mí es tremendamente natural… dicho esto… lo único que puede hacer a una mujer sentirse cómoda, es saber que tienes pasta, y si llevas un buen traje, si además tienes un buen coche…. no vas a necesitar plantearte eso de entrarle a una tía…. ya lo hará ella…

    Por consiguiente: me la trae muy floja lo de la comodidad de la mujer… ni no le agradas, ella solita se aparta, y lo de los otros tíos ¿quién soy yo para decir a nadie como tiene que comportarse? ¿que tengo que decirles, que se pongan traje y se afeiten? jajaja…

    Me gusta

      • Bueno, no se si será ceguera o no… no necesito usar gafas… de todas maneras… me siento orgulloso de ser blanco… aunque me sentiria orgulloso igualmente si fuera negro, amarillo o azul extraterreste, yo con eso no tengo problema ¿y tu?.
        Y otra matización, no sé si te has dado cuenta… pero he escrito -parecer- osea, que no llego ni a 1500 pavos al mes y eso habiendo estudiado arquitectura unos cuantos años… a lo que sí se me obliga es a ir con buena apariencia… por eso me la trae floja tu concepto de caballerosidad… a lo mejor no te has dado cuenta todavía, pero no tiene que ver con caballerosidad, machismo o feminismo ni el respeto ni la seguridad… y mucho menos con violación… parece que digas que por ser hombre se es violador… jajaja… con lo que tiene que ver la comodidad y la confortabilidad de una mujer, es con tu imagen y si ella piensa que tengas dinero o no…
        Tu que eres moreno ¿no viste aquel documental de la sexta o la cuatro? en el que un ciudadano de color vestido de vaqueros y camiseta salía de la T4 de barajas y pedía que lo acercaran al centro?… te acuerdas que nadie queria llevarlo?… pero despues aquel hombre de color se vestía de piloto, y de repente todo el mundo le acercaba al centro… la única diferencia era la vestimenta
        como ves no tiene que ver con machismo, feminismo o violaciones, o respeto y seguridad, eso es mentira… tiene que ver conque proyectes una buena imagen y si aparentas tener dinero… mil veces mejor. Y eso funciona con hombres y mujeres… de verdad… compruébalo…

        Me gusta

  22. Pingback: Fantasmas | Olivia y los hombres

  23. Creo que este video muestra muchas situaciones reales en las que se ve como las mujeres son agredidas por hombres y donde se demuestra la debilidad como mujer. Además, se ve como es un ámbito común, la calle, lleno de personas que no actúan contra los hombres que hacen eso y no hago referencia a que sean todos. Un saludo.

    Me gusta

  24. Es raro lo q susede con la violacion, xq todas las chicas sabemos q esta mal, q es algo q no le deberia suseder a nadie, pero todas tnemos fantacias d ser violadas, o raptadas y violadas, y obio, desps dejadas libres sin mas q eso, d haber sido raptadas para violarnos.

    Me gusta

  25. Muchos hombres mueren o son víctimas de brutales palizas como consecuencia de que eran los acompañantes de una mujer violada. Pero claro, eso no lo ven las feministas. El feminismo -como su propio nombre indica- no tiene en cuenta el sufrimiento masculino. En su lógica corporativista de género sólo tiene en cuenta el sufrimiento femenino. Porque no hay nada más sexista, repugnante y discriminatorio que el feminismo.

    Me gusta

      • Recuerda que no debes llamar a alguien repugnante por el sencillo motivo de recordarte que también existen hombre heridos y asesinados es esos terribles eventos… que dios nos proteja a todos, y a tí también demonioblanco, pero puede que algún día te pase a ti siendo hombre… puede que algún dia acompañes a alguna amiga feminista tuya y el peor parado seas tú por ser el hombre, o me puede pasar a mí cuando llevo a mi pareja… o le puede pasar a cualquiera con su pareja…. eso es terrible…pero igualmente ocurre… ¿qué ocurre, que un hombre al que han asesinado por ir con su mujer vale menos que la pobre mujer a la que han violado? si piensas eso es que te queda poco de humanidad….
        Ya sabes que no es justo establecer clases de heridos, no puedes dar prioridad a una mujer herida sobre un hombre herido ni viceversa… el feminismo dice que iguales…. el sentido común dice que iguales… ¿porqué priorizas tanto a la mujer y desprecias tan abyectamente a los hombres…?

        Me recuerdas a los fanáticos religiosos de la inquisición cuando torturaban a inocentes y decían que no se iban a preocupar por ningún pecador en la tierra… que ya se encargaría dios de purgarlos una vez los reunieran con el…pareces querer procurar el dolor al hombre… y tu eres precisamente hombre ¿no?

        Me gusta

  26. “La prevención de las violaciones no pasa porque las mujeres se eduquen en cómo evitarlas, sino en que los hombres no las cometan”

    De los mismos autores de:

    “La prevención de los robos no pasa por que los ciudadanos se eduquen en como evitar los robos, sino en que los ladrones no roben”

    “La prevención de los asesinatos no pasa por que las personas se eduquen en como evitar que las maten, sino en que los asesinos no asesinen”

    “La prevención de las estafas no pasa por que la población se eduque en como evitar las estafas, sino en que los estafadores no estafen”

    SIEMPRE ES RESPONSABILIDAD DE UNO MISMO CUIDARSE de cualquier amenaza que exista.

    Me gusta

    • Es una verdad como un templo Broches… pero déjame seguir… que me pillas inspirado…a ver…

      “La prevención de mojarte no pasa por que la población de se eduque en cómo evitar mojarse, sino en que la lluvia no moje” –Pues coje un paraguas…

      “La prevención de quemarse no pasa por que la población se eduque en cómo evitar quemarse, sino en que el sol no brille tanto” –Ponte crema solar…

      Me gusta

  27. Pingback: La cultura de la violación. Guía para el caballero. | Querido: estás histérico

  28. Pero a mi me asustaría ir sola y que un hombre se acercara para protegerme, o asegurarme que no es amenaza. Simplemente se entiende que no todos lo son, si no lo eres, puedes caminar detrás y girarás en algún momento sin más a la izquierda o la derecha o me adelantas (que es lo más tranquilizador)
    Es cierto, nosotras no damos motivos para que ustedes (solo me refiero al violador que lea esto, mujer/ hombre) hagan lo que hacen.
    La culpa de los actos de uno, es de uno mismo, si viola, es porque siente inseguridad de acercarse normal a una persona, y si le excita el juego de coger a personas de ese modo, debe saber que teniendo pareja o un amigo especial, se pueden hacer esos juegos, estando ambos de acuerdo.
    No creo que para ustedes sea agradable buscar un desahogo a la fuerza y ser rechazados con llantos y resistencia de veras, osea, esa persona lo está pasando mal.
    Es mucho mejor si le gustan esos juegos encontrar a quien le guste recibirlos, o ir a terapia, o entender que como animales racionales, los impulsos sexuales son naturales, pero uno tiene que contenerse (que no es lo mismo que reprimirse) por respeto y convivencia ¿qué tal si un señor o una mujer les mete hasta que les haga daño y pidan que paren de veras y no lo hagan y no conoces a esa persona, y te puede dejaren embarazo, y si es un hombre contagiarle una ETS enfermedad de transmisión sexual…
    No se puede abusar del debil, hay que proteger a los demás, hay que quererles así no les conozcas, y hay que pensar que si uno piensa así el problema es propio, y la solución diversa, y que hay gente que va a ayudarles, pero si reconocen su problema,
    Puede haber aparecido en la infancia, y eso deben analizarlo, antes de hacer daño a los demás y sentirse más basura por dentro, que supongo que así se sentirán los que no son capaces de convivir sin hacer algo así.

    Me gusta

    • Ese miedo que sientes, el cual no tiene una base racional es una fobia…
      la fobia es una miedo irracional a algo… como por ejemplo la aracnofobia..(no se debe confundir con homofobia o xenofobia -que son incorrectos- porque no es fobia sino odio, que es diferente).
      pero la corrección política todavía no le ha dado un nombre a este tipo de odio.
      Y lo tuyo sí que es una fobia por definición.
      Los hombres en una aplastante mayoría no te van a violar, pero sin embargo tienes miedo de que alguno lo haga. Es el mismo miedo que la gente suele tener con la mayoria de los negros en USA… la mayoría de los negros no va a hacer nada, son gente tranquila que viven su vida, sin embargo eres consciente de que son más peligrosos que los blancos o los asiáticos… terrible pero cierto, y a eso le llaman racismo, a lo mejor tienes ese medio porque lo único que ves en la tele son negros atracando y golpeando gente… pero sientes ese miedo.
      ¿Ves como todo está trastocado? el hecho de tener miedo te hace racista….
      ¿Cómo definirias tú ese miedo?

      Me gusta

  29. Lo único que me he dado cuenta es una mujer con muchos problemas de inseguridad. Deacuerdo con que el 99 de las violaciones son responsabilidad de los hombres. De ahi a decir que todos los hombres son de la cultura de la violación. Por ser hombres??? Venga ya. Creo que mas bien la culpa de tener miedo y inseguridad sin que nadie te haga nada. Solo porque alguien camina detras de ti por la calle tiene un nombre psicosis

    Me gusta

  30. Pingback: Instituto 25M Democracia – Los hombres y el feminismo. Pablo Castaño Tierno

  31. Reflexión y acción, lo que falta para llegar a ser un buen ser humano, hay miedos que una ni siquiera asume que tiene, está grabado tan profundo, desde antes de nacer. y no sólo respecto de estos temas. lo importantes es empezar a despertar la conciencia.
    Muchas gracias por tus palabras y que se derramen por el mundo.

    Me gusta

  32. Pingback: Los hombres que nos gustan | Indica con Género

  33. Es increíble que los hombres sean como bestias salvajes predadoras sexuales, aunque les de vergüenza es así… violan hasta a sus propias hijas/hijos…
    Hay algo muy primitivo dentro suyo que aflora con temas sexuales…

    Yo fui prostituta de adolescente y sufrí abusos por parte de clientes, lo hacían desesperados por el sexo, alguno que te obligaba a hacerle una felación, a veces un grupo que golpeaba y te amenazaba con volverte a golpear si no tenías sexo con todos…

    Es repulsivo, me fui de allí, no volví más a mi país.

    Pero sigo notando eso hoy día, te miran, te gritan cosas en la calle, te ven como a un pedazo de carne, no te ven como a un igual.
    Si usas shorts para ir a hacer deporte ya se desnucan, los viejos se relamen, algún tonto que pasa en bicicleta te quiere tocar el culo e irse rápido.

    Una vez pillé a uno de la ropa y lo tiré al suelo jaja… Estoy TAN saturada del acoso.

    Hace poco perdí un trabajo, mi jefe se me tiró encima, me arrinconó, lo peor es que eramos amigos! Y él tiene novio y a pesar de eso intento forzarme… me dio tanto asco.

    Siempre tienen el sexo presente, no saben tener amigas, no respetan nada.

    Yo no dejaría una niña cerca de un hombre de más de 30 años… yo sé lo que digo, es a partir de esa edad cuando se les da vuelta la cabeza…

    Me gusta

  34. Pingback: Las feministas no consideramos que todos los hombres son violadores – Jéssica Fillol .es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s